Marcelo Pose o Mark Pouss (así conocido donde ahora habita, Florida, USA) es nuestro primer cronista internacional. Al residir en la tierra del Impala y la Coca Cola, tiene la facilidad de acceder a shows y recitales que difícilmente podamos ver en nuestro país. Por eso aquí traemos su crónica del show que Fleetwood Mac brindo a fines del año pasado.

 

A unos 50 kilómetros al Noroeste de Miami se encuentra el BB&T Center Arena; un «Luna Park» gigante que tiene capacidad para 20,600 personas cuando se hacen conciertos en vivo y dónde hoy viernes 19 de Diciembre de 2014, tuve el privilegio de ver a una de las mejores bandas de música del mundo: Fleetwood Mac.

Mick Fleetwood fundó esta banda a fines de los años 60, pero no fué hasta principios de la década del 70 cuando se terminó de formar la banda como hoy la conocemos: mitad Inglesa y mitad Americana.

Sus integrantes son: en batería, Mick Fleetwood (67), en voz principal: Stevie Nicks (66), en teclados y voz: Christine McVie (71), en bajo: John McVie (69), en guitarra y voz: Lindsey Buckingham (65).

En 1977 yo tenía 10 años. Soy el menor de 3 hermanos: Carlos y Silvia. Ellos tenían un disco llamado Rumours (Rumores) de Fleetwood Mac, un LP, como se le llamaba en aquella época, que no paraba de escucharse en mi casa, al igual que otros discos de bandas como Supertramp, Alan Parsons Project, etc.

Difícil de Imaginar que 37 años más tarde iba a tener la posibilidad de verlos en vivo. Un sueño increíble y hermoso, un regalo para el alma, porque para mí esta música representa gran parte de mi infancia en la que fui muy feliz.  Me hubiera gustado verlo con mis hermanos, pero por una cuestión de distancia y de obligaciones laborales y familiares no pudieron venir.

El grupo tiene una energía especial que te llega al alma. Transmiten esa energía contando su propia historia y te dejan el mensaje de que nunca debes bajar los brazos y siempre debes luchar por lo que soñas y lo que queres. Un mensaje poco usual para un concierto de Rock.

Llevan 40 años tocando y la calidad de cada uno de ellos como músico es simplemente excelente.  Están muy bien físicamente y con toda la experiencia su larga trayectoria, sumadas a la tecnología de hoy, les permite sonar mejor y montar un show espectacular.

La mayor del grupo, Christine McVie, se retiró de la banda a fines de los 90 y también de la música, y Fleetwood Mac siguió tocando sin ella, pero para alegría de todo el mundo, a principios de este año, y después de 16 años, Christine volvió a Fleetwood Mac y originó este Tour y este nuevo renacer de la banda. Un lujo poder ver la banda completa.

Personalmente Mick Fleetwood es el baterista que más me gusta de todos. Y no es solamente porque toca bien, sino también por cómo lo hace.  Le pone el alma a cada golpe, tiene ese «ángel» especial, y ayer hizo un solo de batería espectacular.

El concierto duró casi 3 horas y tocaron casi todas las canciones del álbum Rumours más otros grandes éxitos; me compré una remera y un póster, y me fui cantando mas contento que perro con dos colas al grito de: «YO Ví A FLEETWOOD MAC»

¡La vida son esos momentos especiales que te hacen feliz! Lo demás es puro cuento.

Mark Pouss