El reproductor de alta definición que Neil Young había prometido ya está entre nosotros y podes recibirlo en febrero.

El aparatoso dispositivo tiene como finalidad suprema reproducir canciones en la más alta calidad sonora relegando el aspecto estético o ‘fashion’.

El proyecto de Neil comenzó en 2012 financiado por crowfunding y promete reproducir música tal cual fue grabada en el estudio.

Podes descargar las últimas novedades musicales desde www.ponomusic.force.com, como por ejemplo, ‘Black Messiah’ lo último de D’angelo. Los precios oscilan entre los 15 y 25 dólares por disco, mientras que el reproductor en si cuesta unos 400 dólares.

Con una capacidad de 64 gigas (128 si le añadís la tarjeta expansible) se podrán albergar unas 1800 canciones en formato FLAC.

¿Te lo compras?