Porque vienen de Mendoza o porque sus canciones tienen una frescura inigualable, los Usted Señalemeló tienen el poder de enredar al oyente a la primera escucha, así como su nombre te enreda la lengua.

Se conocen desde la primaria y componen también desde muy temprano: tanto, que las canciones de su primer disco (2015) se moldearon una y otra vez como la plastilina antes de llegar a su forma final. Ahora, terminando un segundo álbum y preparándose para el Lollapalooza 2017, ROCKOMOTORA habló en exclusiva con Lucca, el baterista del grupo, para saber más sobre una escena de la que se habla poco pero, dicen, sabe hacer mucho ruido.

¿Cómo surgió la banda? ¿Cómo se conocieron?

L- Yo lo conocí a Juan, el cantante, en la escuela, hace como ocho o nueve años. Era en séptimo grado. Y ese mismo verano lo conocí a Gabi acá en el estudio de grabación que tienen mis viejos, porque su papá es Tilín Orozco, un folklorista muy conocido. Él estaba grabando acá, Gabi cayó con él, empezamos a charlar como dos pibes y ahí empezamos a tocar. Después nos juntamos los tres y fueron pasando los bajistas hasta que entró el Yuyo, que es el actual. Más tarde empezamos a grabar el disco, un disco que tiene todas composiciones de cuando éramos más chicos, unos catorce años. Al momento de grabar   no teníamos otra cosa más que eso. Entonces todo el tiempo fue ver cómo hacer para que esos temas que hicimos a los catorce los podamos llevar al lugar en el que estábamos. Se hizo largo porque fue producir, grabar, meter, sacar, hasta que llegamos a los diez temas, que era lo que queríamos.

¿Cómo es la escena de Mendoza? ¿Cómo es tener una banda allá?

L- A mí la escena de Mendoza me parece que es la que más me gusta de las que conozco. Es una escena chica;  es decir, es bastante grande pero ni en pedo llega a ser lo que es Buenos Aires o Rosario. Lo que hay es un circuito con muchas bandas, todas bastante diferentes. Hay mucha amistad y mucha buena onda y se hacen muchas cosas entre las bandas. Está bueno que sean todas distintas, no es que estamos todas en un mismo estilo o lo que sea. Y el nivel es muy pro. Pasado Verde, Las Cosas Que Pasan, Lavanda Fulton… hay una bocha.
De hecho vos tocás en más de una banda, ¿no?

L- Sí, sí. Yo también toco en Las Cosas Que Pasan, que si bien toco ahí yo no grabé; es solo un chico que hace sus canciones y las produce todas él y yo después voy y toco. Y también toco en Perras On The Beach, que es la banda que hemos hecho con nuestros hermanos. Hermanos literalmente: el que canta es el hermano de Juan (cantante de Usted Señalemeló) y Bruno, que toca el bajo, es el mío.

¿Puede ser que allá sea muy normal, por la cercanía, cruzarse a tocar a Chile?

L- Sí, imaginate que a nosotros nos queda muy cerca. El finde pasado estuvimos tocando en Santiago y Viña del Mar. Vamos un montón, de hecho antes de ir a Buenos Aires fuimos un par de veces a Chile a tocar, porque nos resultaba mucho más accesible. Además de que, como estás en otro país, el recibimiento de la gente es otro. No es por ser prejuicioso, pero a veces en Buenos Aires si sos de Mendoza es como que “sos del interior”, o “sos de Mendoza”; en cambio vos yéndote a otro país automáticamente sos “de otro país”, y esa diferencia ya no existe. Es muy loco. Te ven de otra manera.

¿Cómo es la dinámica de la banda? ¿Cómo componen?

L- El primer disco salió mucho, como te decía, de la sala de ensayo, de tocar los temas, muy como primer cd. Ahora el nuevo lo estamos encarando de otra manera. El primer disco lo grabó mi viejo acá en el estudio, y fue un trabajo que se grabó de una manera… no sé si decirte “estándar”, pero nos metimos a grabar lo que habíamos ensayado y listo, no se produjo mucho, ni en la mezcla ni nada. Era eso, y listo. Ahora mi viejo se fue a vivir a Nueva York y estoy yo a cargo del estudio, así que lo estamos haciendo los tres acá, componiendo desde el estudio, que es muy diferente a traer los temas desde la sala. De los diez temas que sabemos que van al disco, solo dos los hemos tocado en la sala de ensayo. Los demás fueron todos producción del estudio, de acomodar, de poder editar, regrabar. Es decir, usamos el estudio como una herramienta más de composición, cosa que en el primer disco no estuvo, y que nos abre la cabeza a la hora de componer y producir.

¿Qué onda este nuevo disco, para cuándo lo piensan?

L- Antes de enterarnos de lo del Lollapalooza queríamos sacarlo en marzo y, ahora que sabemos, dijimos que sí, que tenemos que sacarlo al menos un mes antes.

¿Cómo se dio lo del Lollapalooza? ¿Qué representa para ustedes?

L- Fue re loco. Me agregó a Facebook un chabón de Buenos Aires y vi que teníamos unos amigos en común. Dije “bueno, lo acepto, será del palo”. Una semana más tarde me pide mi teléfono para hacerme una consulta. Al toque me llama y me dice “quiero saber si tienen disponible la fecha del 31 de marzo y el 1 de abril para ir a tocar al Lollapalooza”. Imaginate, yo le dije “no, tenemos una fecha acá en Mendoza, no podemos…” *risas*. No, le dijimos de una que sí, pero fue muy raro, nunca hubiésemos pensado que la invitación a un festival iba a llegar de esa manera, ¿entendés? Capaz si no aceptaba su solicitud no íbamos a tocar. Muy flashero. Me costó creerlo hasta que salió el line up. Creo que esto es algo muy bueno para la escena de Mendoza. De acá al año que viene, fijate, en los festivales más importantes: Lollapalooza, Music Wins y el BUE, en los tres va a haber bandas de Mendoza. Es muy bueno, nunca había pasado con la música de acá, que llegue a ese tipo de escenarios.

¿Es necesario irse a Buenos Aires a mostrar lo que hacés? ¿Pasa por ahí, necesariamente?

L- Nosotros vamos a todos lados, no es solo ir a Buenos Aires. Vamos a Neuquén, tratamos de ir dos o tres veces por año a San Juán; en Chile no vamos solo a Santiago, vamos a Viña del Mar, Valparaíso, Concepción. Es importante para nosotros llegar a todas las ciudades grandes, por así decirlo, no solo a Buenos Aires. Y Buenos Aires, obviamente, siendo la capital de nuestro país, es inevitable para llegar al circuito y tener un nombre en la escena. Es difícil que te vaya bien en el interior sin que te vaya bien en Buenos Aires. Pero eso no necesariamente quiere decir que nos tengamos que ir a vivir allá. Justamente, hoy en día con internet y con esas herramientas cuando vamos a tocar allá la gente ya se sabe los temas, es muy loco.
Y ya que hablamos de Internet y escuchar música de todos lados: ¿qué estás escuchando vos, o con la banda, últimamente?

L- De todo, de todo. Hoy justo hablábamos del disco nuevo de los Growlers, que lo produjo Julián Casablancas, y suena muy bien. Lo nuevo de Two Door Cinema Club, que solo hay un par de temas pero suena increíble. El disco nuevo de Devendra Banhart. Estamos en una etapa donde estamos escuchando todos discos nuevos. Tuvimos una etapa en la que estábamos cebadísimos con el último de Radiohead. Hasta hace dos meses no podía parar de escuchar ese disco.
Nombraste a Two Door Cinema Club. ¿Qué te gusta del line up del Lolla?

L- Cuando Two Door Cinema Club vino en 2013 me quedé sin verlos por haberme llevado un montonazo de materias, y tuve que elegir entre ellos o The Cure, que si no los veía ahí no los veía nunca más. Ahora hace dos meses estuve en Nueva York y me enteré en el mismo día que tocaban ellos (Two Door…). Fui al teatro, estuve todo el día haciendo la cola, llovió durante tres horas mientras estaba ahí esperando, y cuando quiero comprar la entrada, no había más. El peor día de mi vida, chabón. Y ahora cuando sale el line up me enteré que tocábamos en el mismo festival…

De a poco y merecidamente, los Usted Señalemeló llegan a los grandes escenarios (tocaron hace poco en el Ciudad Emergente) representando a toda una región que se anima a producir mucha y buena música, pero que aún (al menos en materia de rock) no había podido tener su debido reconocimiento. Su primer disco lo deja bien en claro: no son más de lo mismo, y van en serio. Saber que hay más canciones, más discos e incluso más bandas de la zona por escuchar, nos pone contentos.