Perry Farrell es conocido por ser el líder de Jane’s Addiction pero, además de esto, también es popular dentro de la industria musical como el padre y fundador de Lollapalooza, uno de los festivales de música más importantes del mundo.

En sus inicios, el Lollapalooza era célebre por ser una plataforma del rock alternativo, en el cual presentaban bandas como Metallica, Pearl Jam, Tool, Rage Against the Machine, Primus, todas sobre un mismo escenario.

Un cuarto de siglo después, Lollapalooza es ahora un festival diverso que reúne distintos géneros, abarcando desde el metal hasta el EDM (Electronic Dance Music), una de las corrientes musicales que se está apoderando de este milenio. Y sobre este ultimo género, el propio Perry dijo que “a veces” le da pena su propio festival.

Esto fue lo que declaró en una entrevista que concedió al periódico The Chicago Tribune, de cara a la edición número 25º del Lollapalooza Chicago:

«Cuando dijeron que querían inaugurar uno de los escenarios con mi nombre, me sentí honrado. Me gusta la adulación. Pero ahora dicen ‘Perry, ¿qué pasa aquí?’. Créeme, me lo pregunto todo el tiempo. Odio el EDM. Quiero vomitarlo. No soporto lo que este género le hizo a lo que más amo. A veces me da pena mi propio festival.»

Esto lo afirmó refiriéndose al famoso escenario Perry’s de Lollapalooza, el cual alberga -principalmente- actos de música electrónica, y no precisamente de los pequeños, sino de los más grandes, como Skrillex, Diplo, Axell y Hardwell, entre otros.