La banda bautizada con el nombre de un telo de mala muerte retoma algunos singles y EPs perdidos con varias canciones nuevas para crear el disco que (finalmente) las consagre mundialmente.

Foto: SXSW

Crudo y Sexy

Salidas del conurbano de Kyoto en 2009, tocar en Coachella y SXSW Radio en el último año le dio a Otoboke Beaver la proyección internacional que necesitaban y merecían. Pero no fue sencillo: todas sus integrantes tienen trabajos fijos y las vacaciones no están bien vistas en Japón. Gracias a ese esfuerzo por romper su propio paradigma diario, hoy, en el resto del mundo, podemos enterarnos con más facilidad qué está sucediendo en el under punk japonés. Pero, ¿por qué habría de interesarnos? Porque, a diferencia del metal japonés de exportación tipo «Babymetal», orquestado, coreografiado y pensado para consumo general con olor a intro de animé, la intensidad y mensaje que Otoboke Beaver manejan son puras y espontáneas. Son de las bandas que está bueno que existan aunque no te gusten, porque dejan todo de sí y eso es bueno para el arte.


¿Tenés 18 segundos?

El silencio y el descanso son malas palabras en este viaje que avanza como un tren a máxima velocidad que jamás descarrila: el álbum dura menos de media hora, dividido en 14 tracks que jamás alcanzan los 3 minutos (‘Ikezu’ tiene el descaro de durar apenas 18 segundos).
Con mucha información a ritmo adrenalínico, Otoboke Beaver consigue crear un hermoso caos cristalino. Si bien las canciones tienen la crudeza del garage y la suciedad del noise, hay secciones y melodías distinguibles reptando sobre un quilombo rítmico y armónico. Esto es gracias a una prolijidad intermitente de voces, guitarras y coros; y digo intermitente porque cuando hay que romper, no temen hacerlo con todo a su disposición.
De todas maneras, no dejan de ser una banda punk en serio, así que el bardo es la punta de lanza de todo Itekoma Hits. Sin pogo, siempre está la sensación de que falta algo. Y cuando el disco termina, el silencio se vuelve insoportable.

La década ganada

Debido al fuerte contenido de denuncia en letras y videoclips -que principalmente relatan un odio a la alienación de la vida diaria, relaciones tóxicas, protocolos y costumbres impuestas-, la primer etiqueta que los medios suelen darle a la banda es la de “feminista” e inmediatamente se la asocia a bandas del movimiento Grrl Pwr, como The Slits, Bikini Kill y otras.
Pero en una entrevista a The Japan Times, la cantante, letrista y líder Accorinrin asegura que no son feministas: “No tratamos de cantar sobre los derechos o problemas de la mujer”, dice, “nunca hablamos de eso (…). Simplemente hablo de mis experiencias personales. Solo hablo de lo enojada que estoy con mi novio, nada que sea más grande que eso.”
Mas allá de que muchas canciones sí hablan de cosas más grandes –cualquiera puede identificarse solamente con el título de 6 day working week is a pain– y qué no es lo mismo ser feminista en Japón que en Argentina, también puede ser que si una banda, por el solo hecho de ser libre, hablar de lo que quiere hablar sin tapujos y oponerse naturalmente a un sistema impuesto, logra que una chica cualquiera se sienta identificada y empoderada, quizás la mitad de la batalla ya esté ganada.

¿Vale la Pena?

Como buena banda punk, su objetivo principal es desagradar e incomodar al oyente; pero también transforma su energía y desenfado en herramientas de seducción. Itekoma Hits es una hermosa radiografía de aquello que el rock y el punk supieron representar alguna vez. ¿Supieron? Perdón, por un momento me comí eso de que el rock está muerto y que ya no salen bandas nuevas que identifiquen a las nuevas generaciones. La verdad es que, mientras haya alguien que odie y quiera cambiar lo que se le impone, el rock va a estar ahí. Está bien: tuvimos que ir hasta Japón. Pero Otoboke Beaver devuelve la fe en la intensidad y la incomodidad que tanto nos erotiza en canciones de arte (casi) puro.


 

Audio Commentary

La posta: Ikezu
La bomba:
Don’t light my fire
El hit: S’il vous plait
La del pogo: Anata watashi daita ato yome no meshi