Crónica personal sobre octubre, el indudablemente mes de Charly García. Su legado musical inspira homenajes de todo tipo y que cada vez tienen más adeptos. 

El cielo negro estaba a punto de caerse y faltaban solo dos horas para el show. Mi mamá me preguntaba cada dos minutos, “¿estás segura de que querés ir?, mirá cómo llueve, se va a suspender”. “¿Cómo no voy a ir si es su cumpleaños?”, pensaba yo. Pedí un remis, busqué a mi amiga y en una hora, empapadas, estábamos en el estadio Vélez. Esa noche, 23 de octubre de 2009, presencié el Concierto subacuático de Charly García. El mismo lo denominó así esa misma noche y de su grabación se editó, al año siguiente, un registro en formato dvd, el cual ya se encontraba agotado cuando quise comprarlo en el viejo Musimundo.

Cada vez que lo vi en vivo me acostumbré a contestar las constantes preguntas de cincuentones que me decían “¿Y vos que haces acá si tenés solo dieciocho años? Hoy, en el mismo mes de aquél Concierto subacuático, se le brindará un homenaje a García en el Centro Cultural Kirchner (CCK), que culminará el 23 – día de su cumpleaños número sesenta y cinco- con un show que repasará sus discos. La convocatoria de esta música editada decadas atrás, sea del mismo García o de diferentes músicos es la misma: estadios y salas agotadas. ¿Qué se busca cuando se honra a semejantes músicos?, ¿Lo artístico o lo comercial? Y es que es inevitable que ese tipo de eventos que reúnen a muchísimas personas en el nombre de músicos como Charly García, el flaco Spinetta y Gustavo Cerati se hagan a salas llenas. Asisten adultos y muchísimos jóvenes, muchos de ellos venidos al mundo cuando el noventa por ciento de las obras de estos renombrados artistas ya estaba realizada. .

“Esto es lo q pasa con la música que trasciende”, dice Melina Moguilevsky, compositora encargada de versionar Peperina en el CCK el pasado 7 de octubre; “El homenaje es darle más lugar a la música y mantenerla viva. Había gente grande conmovida, y muchos de entre 20 y 40 años, porque Charly trascendió muchas generaciones y es parte de nuestra cultura”. Florencia Ruiz, otra artista que interpretará los discos de García, cree que homenajes existen “de todo tipo, comerciales y no, pero siempre lo genuino gana”.

Charly-Garcia-800x445

En Octubre García, el ciclo que presenta el CCK, la finalidad aparenta ser solo artística ya que, en primera instancia, la entrada es gratuita y no se busca un beneficio comercial. “Tiene que ver con la potencia de la obra de Charly, él es el artista que habló por todos y logró decir cosas que tienen un valor social y comunitario impresionante”, explicó Darío Jalfin, curador del ciclo. También reconoce que el público es “de muchas edades” pero que todos conocen y cantan las canciones. “Para los jóvenes es una sorpresa escuchar el disco entero porque esa cultura se perdió, conocen los temas sueltos y no cómo fue concebido el disco; a distintas maneras todos los disfrutan mucho”.

El papá de mi amiga se compadeció y nos vino a buscar. Seguíamos empapadas, pero no nos importaba, estábamos felices de lo que habíamos presenciado. Mi papá, que vivió la época de Charly en los ochenta, ya no quería ir al show, pero me regaló sus discos para que yo me vuelva una fanática. Ahora ya no brinda conciertos, pero tengo los homenajes que otros músicos realizan para poder escuchar en vivo las canciones compuestas por Charly. Como dijo Jalfin: “Es fundamental que exista esto de poner en tiempo presente la obra de artistas tan importantes, y me encargaré de hacerlo año a año”.