Entrevistamos a Neal Smith, baterísta fundador de Alice Cooper, y charlamos de todo un poco. Desde los 70’s hasta la actualidad. Un músico aun vigente y con mucho para contar.

Escuchala acá:

Neal, actuaste en una nueva película, ¿verdad?

Sí. Una película en la que trabajamos los últimos 3 años llamada Desolation Angels: Rise of the BOAS.

¿Me podes contar de tu papel?

Seguro. Yo hago de Yury Streinkov  y Yury es el líder de una organización criminal rusa del área triestatal de Nueva York, quien tiene una relación muy cercana con la mafia mexicana. El gobierno de Estados Unidos contrata a un grupo de mercenarios llamados los BOAS; son todos ex militares, especialistas en distintas áreas de la profesión y son contratados para generar una división entre los rusos y los mexicanos, y así disolver esa relación.

Sos como el padrino ruso, algo así.

Exactamente, Stefano.  Sí, sí.

¿Hay algún actor que te inspira?

Uh. Todos en el Cooper Group original y yo nos inspiramos y fuimos influenciados por las películas de terror como Frankenstein con Boris Karloff, El Padrino con Marlon Brando, muchos westerns con John Wayne.  Las más grandes estrellas que vinieron de la generación de los baby boomers de los cuarentas y cincuentas me inspiraron mucho. Yo diría que esos son algunos de mis actores favoritos: Karloff, Brando, Wayne.

¿Crees que actuas como alguno de ellos?

 No. (Ríe: jajaja)

¿No? ¿Ni cerca?

 No. No actúo como nadie excepto yo mismo. No creo que pudiera hacer un papel como un americano – hago de un ruso. Puedo agarrar a mi personaje y desarrollar un acento con mucho más fluir, creo, si es un personaje con el cual puedo caer en el papel. Eso es mucho más divertido para mí.

Hablando de películas y música, podemos hablar de Hollywood Vampires. ¿Cómo fue esa experiencia?

 Fue un honor. Con Dennis Dunaway, mi cuñado, el bajista original del Alice Cooper Group, tocamos ‘School’s Out’, ‘Another Brick on the Wall’ en el álbum de Vampires siendo, obviamente, fuimos la banda que originalmente lanzó ‘School’s Out’; fue un gran éxito por muchos años y el hecho de poder hacer la versión nueva… tenía la misma batería que use en el estudio, y trabajar con esto fue fantástico.  Fui a ver el show de Hollywood Vampires en Nueva York, a principios de este año. Fue una gran experiencia y fue genial poder trabajar con todos los miembros originales del grupo, Dennis y yo involucrados en ese proyecto. Y a principios de este año estaba en Arizona donde tengo una casa para el invierno, y Michael Bruce, Alice y yo nos juntamos y comenzamos a escribir canciones. Así que no importa qué hacemos, siempre es fantástico juntarse y crear material nuevo.

Estoy pensando que, por supuesto, fuiste el batero de Alice Cooper. ¿Qué sentís o pensas cuando escuchas esas canciones que creaste?

Bueno, es siempre interesante porque soy baterista y si toco las canciones de otro siempre hay un poco de interpretación. Y creo que cualquier baterista que tocó con Alice en sus tours y álbumes solistas, ciertamente hacen su propia interpretación y están en todo su derecho de hacerlo. Y Glen Sobel, el actual baterista de Alice, creo que es uno de los mejores que ha tocado con Alice en su carrera solista. Han tenido algunos bateristas que no llegaron ni cerca al sentimiento de las canciones originales, pero Glen es muy bueno. Lo vi tocar muchas veces, es un buen tipo. Soy muy crítico, escribí las partes y para hacer funcionar a las canciones tienen que ser tocadas apropiadamente o relativamente. Así que sí, puedo ser muy crítico, pero Glen es muy bueno.

Volviendo a tu trabajo. ¿Qué inspiró tu ultima trilogía? Por supuesto me estoy refiriendo a KillSmith.

Estaba escribiendo un grupo de canciones a fines de los noventas y empecé a escuchar a las bandas de heavy metal de la época, y una de ellas era Rammstein, y me encanta esta banda de Alemania, no sé si son populares en Argentina o no, pero tocan un rock muy único y pesado, por lo que pensé que podía hacer algo que vaya en esa dirección y ellos fueron mi inspiración. Hubo otros grupos, pero ellos fueron mi inspiración principal. Y pensé que podía, de nuevo, crear un personaje, un personaje KillSmith. Y eso fue un desafío porque canto en una voz normal pero realmente quería algo con dureza y dientes, así que decidí intentar eso e hice los tres álbumes, Sexual Savior, KillSmith Two y The Greenfire Empire, los cuales están todos disponibles en mi página neilsmithrocks.com; trabajé con algunos músicos increíbles en el proceso y eso es probablemente lo que más disfruté, trabajar con otros músicos que son fantásticos. No tengo que hacer el proyecto, pero si lo hago encuentro gente que conozco y respeto en el área de Nueva York que me ha ayudado y han hecho un gran trabajo en el álbum.

Aca en Argentina, Rammstein es una gran banda. Es una banda increíble. Tienen el concepto del arte en todas sus partes. Si ves sus videoclips podes apreciar una idea conceptual relacionada con la música, las letras, y está bueno. Estoy seguro que si haces algo así va a estar bueno. Creo que en Argentina las radios no tocan la música que necesitamos escuchar. O al menos eso es lo que creo.

Eso está bueno.

Es mi opinión nada más. ¿Qué diferencias crees que hay entre hacer un disco en los sententas y hacer uno hoy en día?

(Ríe) Esa es una gran pregunta, Stefano. En los setentas era todo con las cintas de dos pulgadas en el estudio. Creo que la diferencia principal es que pasamos de las cintas de audio a la era digital en la que vivimos ahora. Y es tan fantástico…recuerdo que si queríamos editar una canción agarrábamos un navaja, cortábamos la cinta y las pegábamos, y ahora simplemente la agarras y lo haces digitalmente en la computadora. No tiene costuras, es un milagro de la tecnología, y creo que la industria de la música siempre tuvo la tecnología más avanzada y ciertamente no va a parar, y Dios sabe cómo será en  cinco, diez años. Así que creo que eso es el cambio más grande. Por el otro lado, escribir una canción sigue siendo lo mismo. Solíamos ir a estos estudios que costaban millones de dólares y ahora por una fracción de eso podes tener tu propio estudio en tu casa y suena fenómeno. Todavía me gusta grabar en cinta en mi estudio y después paso todo a digital, para el mezclado y masterizado. Pero creo que la tecnología es lo mayor. Escribir canciones, música, tocar la guitarra, la batería, el teclado, cantar, eso es todo lo mismo. Tenes que estar inspirado para crear buena música, pero una vez que tenes una canción y vas al estudio, ahí es dónde está el cambio. Y otra parte es YouTube e internet. Agarras una canción, como mi nueva ‘Desolation Angels’, el tema de la película Desolation Angels: Rise of the BOAS, fuimos al estudio, la grabamos, entonces pusimos escenas y el video musical de la canción, y no es nada como antes, es fantástico. Mucha gente creativa no tendría la oportunidad de ser escuchado sin esa tecnología y podemos hacer que eso suceda ahora.

Voy a hacerte pensar con esta pregunta. Si le pudieras mostrar a un alien de otro planeta qué es el rock: ¿qué tres bandas le harías escuchar?

Bueno, para la música moderna definitivamente amo a Rammstein. Para lo clásico diría Jimmy Hendrix. Jimmy Hendrix Experience es mi banda favorita. Tuvimos la oportunidad de cruzarlos unas cinco veces en esa época y para mí fue genial. Mitch Mitchell, uno de los mejores bateros en la historia del rock, y Noel Redding en el bajo. Y, por supuesto, The Who, con Pete Townshend y Keith Moon. Esas son tres, te puedo decir otras diez más. Si estuviera en una isla desierta y tuviera que elegir tres bandas serian: The Who, Rammstein y The Jimmy Hendrix Experience. Son bandas increíbles. Tuve la oportunidad de conocer a The Who también, y Keith Moon una vez en Londres. Los vi este año en Colorado en la última parte de su tour y pude juntarme con Roger Daltrey y Pete Townshend, quienes fueron muy agraciados, son fans del Alice Cooper original, y su música es fenomenal. Keith Moon es un grande y Zak Starkey es el mejor batero desde Keith. Tiene su propio estilo pero mantiene el sentimiento, energía y emoción de las partes de Keith Moon. Estamos hablando de bateristas que mantienen el sentimiento original de las canciones. Zak es una gran persona y lo amo. Esas son simplemente grandes bandas.

Hiciste una gran elección, debo decir. La ultima: ¿Qué diría tu epitafio?

¿Queres decir una vez que me vaya? (Ríe)

Sí.

Bueno, probablemente algo como que fui conocido como baterista pero escribí muchas canciones. Tuve una pasión por mi música y fui muy bendecido de tener la oportunidad de que mucha gente alrededor del mundo la pudo escuchar y disfrutar y de trabajar con los grandes grupos con los que trabajé.

Bueno Neal, muchas gracias por tu tiempo y no te robamos más minutos. Nos mantenemos en contacto.

Okay, Stefano. Muchas gracias.