El día de ayer Gary Watson, vocalista de la banda The Lapelles, falleció en un accidente justo una noche antes de cumplir 22 años.

Para quien no los conoce, The Lapelles es una banda originaria de East Kilbride, Escocia, que a pesar de llevar poco tiempo en escena, ganó rápidamente la atención de la prensa británica logrando posicionarse entre las promesas musicales más destacables de este año. Recientemente estuvieron compartiendo escenarios junto a The Last Shadow Puppets, y su sonido ha sido comparado con grupos como Catfish and the Bottlemen.

Al rededor de las diez de la noche del día de ayer, fue rescatado por los servicios de emergencia luego de haber caído en el Río Clyde, pero murió justo antes de ser trasladado al hospital Glasgow Royal.

Esta noticia fue confirmada hace un par de horas por los miembros de la banda en un emotivo mensaje publicado en su cuenta oficial de Facebook.

“Gary era la fuerza creativa, sin un hombre con su visión esta banda no existiría. Hemos perdido a un amigo, hermano y héroe. Por ahora no parece real. Enviamos nuestras más profundas condolencias a la familia de Gary y apreciaríamos su respeto permitiéndoles a ellos y a nosotros un poco de paz mientras pasa el dolor”.