Lamentablemente, la banda que ha creado un nuevo sonido en la música está a punto de despedirse de los shows en vivo.

Lemmy Kilmister volvió a bajarse del escenario la última noche en Austin, Texas tras tocar tan solo tres canciones. El cantante y bajista más border de los últimos tiempos admitió: «Ya no puedo hacerlo».
La semana pasada Motorhead, también tuvo que cancelar su show por la mitad en Salt Lake City, la banda acusó que la altura del lugar atentó contra la integridad física de Kilmister afectando su respiración, siendo también postergada la presentación correspondiente al día siguiente en Denver.
Hay que recordar que Lemmy ha sufrido varios problemas cardíacos, después de someterse a una operación de By Pass en el año 2013.

Black Magic es el nombre del reciente álbum de Motorhead, también el número 22 de la discografía de la banda y ha salido a las calles la última semana de Agosto.
Mientras tanto el show debe continuar y el Miércoles 2 de Septiembre hay otra fecha pautada para que los cabeza de motor suban a las tablas, Europa también los está esperando para brindar varias presentaciones.