Cuando los Mumford & Sons se tomaron un recreo en 2013, no tenían idea cuanto iba a durar. Finalmente solo pasaron tres meses hasta que se juntaron nuevamente para trabajar en «Wilder Mind», su última creación a la venta el 4 de Mayo. 

Para este nuevo trabajo quisieron despegarse de sus dos álbumes anteriores que tienen conexión entre ambos. Manifestaron tener más espacio libre para crear comparándolo con los trabajos anteriores. Estructuras mas pacientes en sus canciones. «Tocamos lo que realmente queremos tocar, nadie nos dice lo que tenemos que hacer. Somos muy suertudos de estar en esta posición. Este es el sonido que queríamos hacer y lo hicimos».

También hablaron sobre bandas a las cuales admiran y los influencian como Radiohead, Led Zeppelin, Fleetwood Mac y Dire Straits. Ellos prueban sonido con canciones de Radiohead, una de sus bandas preferidas. También consideran a James Ford, integrante del duo ingles: Simian Mobile Disco, como una gran ayuda para experimentar en sonidos más eléctricos, bases de baterías y guitarra eléctrica. Nada quedo fuera de la mesa, cada integrante tomaba un instrumento y tenía la libertad de crear una experiencia musical creativa

Se puede percibir dolor en las nuevas letras, donde participaron muchas personas en la composición de las mismas, al menos muchas más que en los otros discos. Lo que implico compartir sentimientos e historias durante casi un año para luego convertir esas vivencias en canciones. Esta vez querían que el album sea más colaborativo, y se fue dando de esa forma. Siempre lo ven como una competencia entre canciones, no entre autores, por ende no importaba tanto quién la escribía mientras sea buena.

Por último Marcus remarcó en la entrevista con Rolling Stone que se sienten más cercanos y que es fácil de esta manera empatizar con todos. Como todos nos conocemos muy bien, no es incomodo preguntarle al otro el significado de algunas letras.