Tras la repentina salida de tres de sus cinco históricos miembros ocurrida en los últimos dos años, la legendaria banda es ahora casi un proyecto solista de Angus Young.

Axl Rose suena fuerte como reemplazo de Brian Johnson en la voz de AC/DC, por lo menos para los diez shows que le quedan a su gira por Estados Unidos, en el marco de la presentación de Rock or bust. Aún no se dio a conocer públicamente qué pasará con los shows europeos que los australianos tienen planificados para mayo y junio porque, en medio de la novela, los Guns N’ Roses planean reunirse (sí, incluyendo a Slash y a Duff) para presentarse en el próximo festival Coachella, a realizarse en abril.

Que sí, que no, que se queda sordo, que se salva, que lo echaron: si bien circularon versiones sobre la partida de Johnson del grupo a raíz de algunos polémicos comentarios del comediante Jim Breuer, amigo del cantante, no es oficial que este haya sido despedido cruelmente. La única información confirmada es que los shows a partir del 8 de marzo fueron reprogramados debido al alejamiento de Brian, tras la recomendación de sus médicos a razón  del riesgo a perder totalmente la audición. Las altas dosis de rock y colgarse de una campana no tendrían nada que ver con la sordera del vocalista, pues según sus declaraciones en el show televisivo de Howard Stern, su afección sería por culpa de su pasión por las carreras de autos y no por la música.

En 2014, el guitarrista Malcolm Young abandonó la banda tras ser diagnosticado con demencia senil y fue reemplazado por su sobrino Stevie Young. Meses más tarde, el baterista Phil Rudd fue acusado de intento de asesinato de dos personas y posesión de estupefacientes (metanfetamina y cannabis), de lo cual, salvo por una de las potenciales víctimas del caso, se declaró culpable el año pasado y el ex batero de la banda Chris Slade ocupó nuevamente su lugar. Toda esta cuestión constituye, entonces, un duro golpe para AC/DC, el cual podría leerse como la gota que rebalsó el vaso.

Si bien Johnson debió enfrentarse a un enorme desafío al sustituir a Bon Scott tras la muerte de este en 1980, el éxito de Back in black ese mismo año y una larga trayectoria le otorgaron un merecido prestigio en el universo del rock, por lo que la vara sigue estando altísima. Por el momento, todo parece indicar que AC/DC solo morirá con Angus Young.