Después de dejar una marca inolvidable en Buenos Aires, más especificamente en el Lollapalooza. Jack White tomó la indesperada desición de bajarse de los escenarios por un largo tiempo.

El comunicado se dió a conocer en las redes sociales del músico, sin regalar mucha más información. Lo que si se sabe, es que el vacío no será inmensurable, ya que White está programando dar una serie de conciertos acústicos en los cinco estados de U.S.A. En los que aún no ha tocado.

“Después de muchos años tocando en multitud de formatos, Jack anuncia que se tomará un largo periodo de tiempo de descanso de actuar en directo. Para coronar la gira mundial de Lazaretto y después del par de presentaciones como cabeza de cartel en el festival Coachella, Jack se embarcará en un corto tour acústico en los únicos cinco estados de Estados Unidos en los que aún no ha tocado nunca. Los shows serán completamente acústicos y amplificados para la audiencia únicamente con micrófonos de cinta [los típicos de los años 50]. Cada acústico especial será anunciado el día del show a las 8 de la mañana, hora local. Las entradas para estas citas costarán tres dólares cada una y estarán limitadas a una por persona. Todas las entradas se venderán a la puerta de cada recinto, empezando a mediodía, hora local, del día del evento. El primero en llegar será el primero en ser atendido, y sólo en efectivo.”

 

kjhkkhj