Un músico y emprendedor llamado Hadar Goldman, ha consultado por los honorarios necesarios para la compra de la casa de Ian Curtis, situada en Macclesfield, Inglaterra, el lugar donde nació Joy División y su cantante decidió quitarse la vida. La idea de Hadar es transformar esta casa en un museo, encabezando la idea de muchos fans de la banda, este emprendimiento despertó controversias entre los ex compañeros de Curtis.

Según  Peter Hook, la creación del museo «sería un gran cumplido». Por el contrario Bernard Sumner, cree que «sería un monumento al suicidio».

Por el momento, se realizan colectas de fondos para realizar la compra. Si bien Goldman es el ideólogo, está abierto a recibir propuestas de proyectos para llevar acabo el deseo de los fans.