B.B King fue hospitalizado en un hospital de Las Vegas, por una deshidratación provocada por su enfermedad. La leyenda del blues lleva 20 años conviviendo con la diabetes.

 

Si bien su hija Claudette, confirmó que «está mucho mejor», la información es muy reservada en cuanto al estado de salud del músico. No es el primer caso de deshidratación que B.B. King sufre, en Octubre de 2014 se vio obligado a cancelar parte de su gira por el mismo motivo.