Un país con 200 millones de habitantes y una riquísima tradición musical tiene mucho para ofrecernos en el ámbito del rock. Aquí, otras cinco bandas que vale la pena escuchar.

Han pasado ya 5 volúmenes, pero la gente sigue confundida. Cree que Brasil es solo la playa carioca, el carnaval, Axé Bahía… No señores. La escena brasilera es tan buena que da material para años. Pero también es cierto que es muy prolífera, y que, si bien su promedio es excelente, podés toparte con artistas mediocres y el algoritmo de Spotify te haría naufragar por artistas olvidables como Iveté Sangalo. Para eso está Rockomotora, para pasar por esos artistas, evitarte la tragedia, tamizarlos y traerte -¡Por sexta vez!- grandes bandas de Brasil que te estabas perdiendo.
Acordate que podés entrar a su facebook dándole click al nombre

Paula Cavalciuk

Personaje curioso que habita el mundo indie brasilero con actitud rockera, porque el rock es una manera de ver las cosas, no sólo distorsión y escala pentatónica.
Paula participa en el Girls Rock Camp, Ladies Rock Camp y Viva Meninas de Brasil, donde se utiliza el rock y la cultura para empoderar a las muchachas. Cuando Gilberto Gil elogió públicamente la satírica ‘María Invisível’ que integraba su EP debut en 2015, solo se podía ir para arriba. Con un finísimo manejo de la ironía, sus canciones más destacables recorren injusticias sociales cotidianas sosteniendo un alto nivel interpretativo y musical.
La estrella de su último disco Morte e Vida es la canción ‘Morte e Vida Uterina’, con un videoclip elocuente y escalofriante, el cual no necesita traducción para ser entendido. Revitalizando una escena que venía caracterizándose por su docilidad, es una artista para no perder de vista y dejarse hechizar –y una de las nuevas predilectas del staff de Rockomotora.
Su primer EP es exclusivo de Soundcloud, mientras que su álbum está disponible en Spotify.
Pero el lenguaje audiovisual es parte de conocerla. Lo primero es entender el contexto de su música con el videoclip original de ‘Morte e Vida Uterina’:

Personalmente creo que el verdadero hechizo es verla en vivo. Aquí, haciendo su “hit” ‘O poderoso Café’. O escuchala haciendo jazz en el tema que Gilberto Gil elogió publicamente. ¡Hay tanto para elegir!

Scalene

Foto: Alexandre Macieira

¿Andabas necesitando una banda para poner el volumen a 10?
Durante mucho tiempo fueron llamados -con justicia- los Queens of The Stone Age brasileros, lo que les dio proyección internacional. Esto puede generar alguna que otra mueca de desagrado, a pesar de ser una banda poderosa con buenas canciones –y, para ser honestos, es el factor que los ha relegado hasta el día de hoy a aparecer en estos volúmenes.
Pero ha pasado mucha agua bajo el puente desde entonces. 2017 encuentra a QOTSA con una nueva identidad sonora y así también sucede con el nuevo álbum de Scalene, Magnetite, más melodioso que sus trabajos anteriores. La banda ahora bucea por caminos más personales en una búsqueda interesante que vale la pena apoyar. La influencia de Homme está ahí (y también la de Radiohead), sí, pero no olvidemos que hablamos de próceres modernos del rock. Scalene solo quiere tomar la antorcha.
Magnetite, su disco del 2017, puede escucharse en Spotify y tiene por estrellas su inicio con ‘Extremos Pueris’ y más adelante ‘Thrilla’ pegado a ‘Velho Lobo’, pero el random beneficia la escucha general.
También sería válido que estuvieses buscando una banda como los Queens que fuera respetuosa y creativa con el género: despachate con este show en vivo lleno de canciones anteriores.

André de Sousa


¿Blues-rock con influencias guitarrísticas de Steve Ray Vaughan, orquestales de Dr. John y en su idioma nativo? ¡Cállese y tome mi dinero!
André de Sousa es bueno en serio. Logra darle un toque nacional a las melodías sin perder el estilo blusero, pero aligerándole el peso. Los más ortodoxos quizás tengan que respirar profundo antes de escucharlo por primera vez, pero recuerden que es el siglo XXI: todo se transforma, en este caso para bien.
Sepan que hablamos de un artista con una carrera solista emergente. Primero, no tiene nada en Spotify (y aun así, ¡existe!) y claramente no se lleva bien manejando la distribución de su música por internet. No vamos a hacer apología de nada, pero quien quiera escuchar su discazo Mojo Blues e Patuá (2017) recuerde que para quien busca y quiere encontrar,  en internet está todo. Mientras, escuchémoslo en vivo:

¡Milagro hermanos! Tiempo después de editado este artículo, André de Sousa publicó su disco en Spotify ¡Entrá y dale play!

Saulo Duarte e a Unidade

Foto: http://saulo.flipswitchpr.com/

Hay música para ciertos momentos y momentos para cierta música: este es el caso de Saulo Duarte, que con sus melodías y climas delicados parece haber inventado el Domingo a la mañana; de esos ideales, sin resaca, que empiezan en cámara lenta con el sol que no pega del todo. En fin, escúchenlo y díganme si no les pasa lo mismo.
Su último disco Cine Ruptura, que puede escucharse en Spotify (empezá por ‘Arrebol’), transita una gran cantidad de ideas guiado por la musica popular brasileira y el dub, que si bien puede ser que hayas escuchado alguna vez, la delicadeza que derrama lo hace sentir como si fuera la primera.
En vivo no tiene desperdicio, pero, como dije antes, es una música que depende del clima con el que uno decida acompañarla.

Neanderthais


Una banda sobrecalificada para la música que hace. Pero no como un deprimido Walter White, sino como un alegre Kapanga. Reunidos para divertirse y reinterpretar las reglas del hard-rock de los ’80 en un garage, son impredecibles. Así, puede asaltarte por sorpresa un solo de bajo, de batería o una canción a capella; incluso pifies y desprolijidades impropios de la calidad de los músicos, pero claramente a tracción de un despecho musical que suena orgánico con lo que está pasando.
Camarón que se duerme se pierde una banda que merece ser grabada en un estudio de alta calidad para divertirse en Primera. Pocas canciones en su idioma natal… Pero por hoy se lo perdonamos.
La verdad, no sé si están en Youtube porque su nombre genera tantos resultados de documentales y noticias que es imposible encontrarlos. Así que Spotify será la respuesta por ahora. Conviene ponerlo en random para que se mezclen las canciones en inglés y brasilero, ideal para andar en auto, o lavarlo… o algo así, porque estos muchachos exudan garage.
Arranca genial con ‘Dois dedos de tristeza’, pero paseate por ‘Cherry’ y ‘Mundos Loucos’

Quien busca variedad, no puede quejarse: este es un volumen apto todo público. Es hora de amigarnos con el pentacampeón de una vez por todas.