Ayer se entregaron los gramófonos a los artistas con mayor calidad musical y originalidad artística a nivel mundial. O algo así. Como sea, te mostramos lo que zafó y lo que no.

En el Staples Center de Los Ángeles se llevó a cabo la ceremonia de los Grammy. Con James Corden como presentador, la esperada noche estuvo llena de sorpresas, rompiendo todas las expectativas sobre los ganadores de los premios. En un giro impredecible del destino, Adele y David Bowie fueron los más premiados, con cinco estatuillas para cada uno; una locura ¿no?.

ket

Más allá de eso, Cage the Elephant ganó como Mejor Album de Rock por Tell me I’m pretty, y el resto estatuillas relevantes se repartieron entre Adele, Bowie y Beyoncé. Nosotros no vamos a hablar de esto, así que si querés informarte al respecto mejor cambia de canal.

 No, espere… no le cambie de canal.

Agarrense fuerte porque estamos subirnos a una montaña rusa emocional señores: vamos con la lista de los cuatro #MomentosGrammyRock.

01. #RockomotoraTeAvisó

Anoche en los Grammy se reconoció al disco The Last Days of Oakland como el Mejor Album De Blues Contemporaneo. Nosotros ya lo habíamos adelantado como el «Hallazgo del año» en nuestro #Medallero2016 (hacé click para chusmearlo). Acá tenés la reseña del discazo en cuestión y la entrevista que le hicimos al músico. #YoTeAviséfantastic negrito

02. La bardearon mal

Por si no había bastado que, tras doce fallidas nominaciones a los Grammy, al haber finalmente alcanzado su primer premio en la gala de anoche, a Megadeth les pusieran de fondo ‘Master of Puppets’ de Metallica en el momento del anuncio, TNT América Latina sigue chacoteando a nuestro querido Megadeth con este terrible fallido. Impresentables.

twmega

Nosotros bancamos a los muchachos de la banda y los felicitamos por el premio Mejor Actuación de Metal por su disco Dystopia. #AguanteMegadé 

03. El premio al mejor sonidista no es para…

La Señora Gaga y Metallica actuaron en conjunto en una performance tan desprolija como polémica. Según cuentan las malas lenguas parece que el Pipa Higuaín se dio una vuelta por la cabina de sonido, aunque otros dicen que fue la venganza del Colorado Mustaine por las confusiones ocasionadas entre ambas bandas, pero no vamos a hacer mufa de ello: simplemente nunca le pegaron al botón que prendía el micrófono de James Hetfield.

Más allá de los inconvenientes en el sonido, cabe aclarar que bancamos la interpretación en conjunto, admiramos la terrible de voz de gaga y defendemos su baile: no la careteó. Vayan a bardear a otro lado.

04. Siempre es mejor post mórtem 

El último disco editado en vida por Bowie, Blackstar, ganó por Mejor actuación de rock, Mejor canción de rock, Mejor álbum de música alternativa, Mejor diseño de empaque (director artístico: Jonathan Barnbrook) y Mejor ingeniería musical en un álbum de música no clásica (junto a Tom Elmhirst, Kevin Killen, Tony Visconti y Joe LaPorta). A ver: no negamos que Bowie haya sido un genio de la yuta madre, pero ¿en serio? ¿Era necesario pasar a mejor vida para poder ganar un Grammy? En sus trillones de años como artista solo había ganado uno, en 1984, por el videoclip de ‘Jazzin’ for Blue Jean’, ¿Ahora muere y de repente gana cinco?

1462372123-bowie-david-620x349

¿»Uno nunca sabe lo que tiene hasta que lo pierde» o quedarla cotiza en bolsa? Analizamos esta temática tan recurrente en la música y el arte en general acá.

Estos fueron los acontecimientos que más nos llamaron la atención, y sí: ¡No podíamos hacer la nota sin nombrar a Adele! ¡A ver si así somos super mainstream, loco!

Texto y edición: Belén de la Paz Sobral