Detrás de los líderes de las bandas inglesas más famosas se encuentran artistas con vasta formación y talento, pero que no son lo suficientemente reconocidos por ellos.

Todos los reflectores apuntan a Morrissey durante un recital en 1985. El cantante de The Smiths baila y agita sus brazos al ritmo de la melodía mientras el público lo silba y grita. En otro sector del escenario, más oscuro, Johnny Marr toca la guitarra con suavidad. Marr, cuyo nombre real es John Martin Maher, compuso junto al líder de The Smiths casi todo el repertorio de canciones de la banda, entre ellas las más famosas como ‘How Soon is Now?’, ‘This Charming Man’ y ‘Heaven Knows I’m Miserable Now’. Morrissey tenía grandes habilidades para escribir y Marr acompañaba las letras con riffs y originales combinaciones de acordes.

Una situación similar sucede con Queen, la icónica banda de rock liderada por Freddie Mercury. Éste último, gracias a su gran carisma y desenvolvimiento en el escenario era la principal atracción de los shows. Pero a sus espaldas se hallaba Roger Taylor, el baterista, que actualmente continúa en el grupo. Taylor, además de realizar la percusión, compuso algunos éxitos de la banda, entre ellos ‘Radio Ga Ga, ‘These are the Days of our Lives’ y ‘A Kind of Magic’.

Más cercano a nuestros días, se repite la misma historia en la escena indie. Una de las bandas más exitosas y consagradas es Arctic Monkeys cuyo cantante, guitarrista principal, compositor y líder del grupo, Alex Turner, es dueño de un estilo y una presencia en el escenario única y original. Lo acompaña uno de los 10 mejores bateristas de la historia según la revista Q, Matt Helders. Además, es uno de los coristas más notables de la banda, sobre todo en su último disco, AM.

Otro caso es el del grupo de rock alternativo Keane, célebre por utilizar el piano como instrumento principal en lugar de la guitarra. El vocalista es Tom Chaplin, poseedor de una voz peculiar y considerada como una de las mejores de las últimas décadas. Chaplin es escoltado por Tim Rice – Oxley, el tecladista de la banda. Oxley es el autor del hit ‘Everybody’s Changing’ y de todas las canciones de Keane, a excepción de ‘Call Me What You Like, ‘Maybe I Change’ y ‘Closer Know’, que fueron obra de Chaplin. En 2004 fue galardonado con el premio Ivor Novello a “Compositor del Año”.

En el ámbito del rock alternativo inglés también pisa fuerte Radiohead. Ésta, fue nombrada la mejor banda de la década del 2000 por el diario The Guardian y, obviamente está compuesta por artistas muy talentosos. Thom Yorke, el líder, tiene una voz de falsete iniligualable, que lo ha llevado a ser clasificado como uno de los mejores y más poderosos cantantes de la historia. Pero más allá de eso, el grupo tiene como guitarrista principal y tecladista a Jonny Greenwood, un músico multriinstrumentista y compositor, calificado como el 48º mejor guitarrista de todos los tiempos según la revista Rolling Stone. Además, compuso la banda sonora de películas como We need to talk about Kevin, There will be blood, entre otras.

Los vocalistas y líderes de las bandas siempre tienen un rol central en ellas, ya que son su cara visible y generalmente son los más extrovertidos con la prensa. Pero eso no significa que hay que desinteresarse por los demás miembros, que pueden tener más participación en la creación de música de lo que uno cree.