Cuando hablamos de que “han envejecido bien” no nos referimos a “los mejores de la historia”: hablamos de videoclips que ya tienen sus años de edad pero que aún hoy día pueden verse y disfrutarse como si hubieran sido hechos ayer.

A veces los grandes videoclips responden a la estética de una época que, en retrospectiva, puede causar sentimientos encontrados (véanse ‘Money For Nothing‘ y ‘Black or White’); otras veces son su importancia y originalidad en su momento lo que los vuelve icónicos, pero inevitablemente se notan las arrugas en sus rostros (véanse ‘Subterranean Homesick Blues’ y ‘Take On Me’).
Vale la pena aclarar que no juzgamos lo visual como una entidad separada del audio, sino que su comportamiento respecto a la música es un factor fundamental.
En claro las reglas, ¡pasemos a los 5 elegidos!

Nº5 : Elevation – U2:
Antes de la película El Origen existió el videoclip de ‘Elevation’. U2 siempre fue una banda muy preocupada y detallista por lo visual, lo cual puede verse en este ridículamente entretenido videoclip. No solo los efectos especiales son mejores que los de la película que musicaliza (Lara Croft: Tomb Raider del 2001) sino que las divertidas escenas de The Edge escapando con Angelina Jolie resultan más creíbles con el guitarrista en escena. Toman una buena decisión al utilizar el mix del soundtrack de la película (de los más rockeros que tiene la canción), como también manteniendo el humor como estandarte, con la banda burlándose de si misma mientras a su alrededor hay explosiones y caos apocalíptico causado (en parte) por su poderoso volumen. Épico.

Nº4: Seven Nation Army – The White Stripes:
Por si alguien tenía alguna duda, Jack White siempre tuvo muy en claro cómo manejarse estéticamente. Muchos lo conocimos a través de este videoclip que corona al último gran riff del rock; después no hubo vuelta atrás: no nos íbamos a olvidar nunca de los White Stripes. Este hipnótico túnel, cual calidoscopio triangular de tres o cuatro colores (aaaarrgh que lástima esos esqueletos digitales ¡Estaban al borde de la perfección!), junto con la constante marcha, nos deja atados a la pantalla. Podrá causar epilepsia en algún momento debido a sus flashes y a los deliciosos cambios de velocidad,  pero dejaba en claro el producto audiovisual atemporal que resultaban los White Stripes. Impecable.

Nº3: Give it Away – Red Hot Chili Peppers.
Aquí se dan una gran conjunción de factores. Uno importante es que la estética blanco y negro colabora mucho con la atemporalidad del video en cuestión (sepan que tanto ‘Vogue’ como ‘The Importance of Being Idle’ se quedaron afuera del Top 5 por muy poco) y otro es que el disco que la canción integra (Blood Sugar Sex Magik, de 1991) aún hoy día suena fresco, como si hubiese sido compuesto y editado el año pasado. El videoclip es dinámico y fotográfico, con ángulos estrambóticos y sorpresivas cámaras en reversa; cada una de sus tomas tiene algo de piscodélico a pesar de ser monocromático, dejándonos sin querer perdernos lo que pueda ocurrir después. Ademas, los Red Hot destilan toneladas de energía física en cada una de las tomas, acompañadas por intensos sacudones de cámara. Imposible no querer ser un Chili Pepper después de esta canción.

 

Nº2: Virtual Insanity – Jamiroquai
“¿Cómo hicieron eso? Pero, pero… ¿Como es que está haciendo eso?”
Es imposible no preguntárselo mientras vemos esta genialidad. Con una enorme coherencia estética (excepto esos breves e infames momentos de animación digital… ¿Por qué?) Jay Kay demuestra sus aptitudes para el movimiento. El ingenio fue suficiente para hacer de esta la mejor ilusión visual de videoclips que hemos visto hasta el momento. Además, por supuesto, la increíble canción que de por sí también desafía el paso del tiempo. Está documentado el “cómo” de esta obra, pero no seré yo quien les destruya la fantasía: se trata de algo tan simple y obvio que una vez sabida la verdad no lo podremos ver con los mismos ojos. A disfrutarlo, entonces.

Nº1: Clint Eastwood – Gorillaz:
Otra agrupación que siempre ha tenido la estética muy clara es Gorillaz. A través de este videoclip animado, se la presentaba mientras sufría el ataque de un ejército bailarín de gorilas zombies, con un ritmo funk pesado y un rapeo inmejorable. ¿Qué banda de hoy día no mataría por tener un videoclip así? Moderno y bizarro, aún resulta muy dinámico gracias a movimientos de animación fluidos que nunca pierden el beat. Con una historia por seguir y un estribillo y riff adictivos, es ideal para tenerlo en el celular y mostrarle a un amigo: “¿viste esto?”.

¿Cual te parece que nos quedó afuera? Somos conscientes de que, por ejemplo, no hay ningun videoclip nacional en el Top ¿Que videoclip creés que se ve hoy como si hubiera sido filmado ayer?