El género musical es una vieja tradición Hollywoodense que no entra en la escala de grises. Odiados o amados tienen su público devoto. Pero, ¿Qué sucede con los musicales de rock? Fieles a su nomenclatura rompen las reglas y se atreven a más.

05 VELVET GOLDMINE (1998)


Advertencia: El video incluye un desnudo explícito.

Probablemente el homenaje más grande al glam rock en la historia del cine. El periodista Arthur Stuart (Christian Bale) investiga la desaparición del cantante Brian Slade (Jonathan Rhys Meyers) luego de su falso asesinato. En el camino se encontrará con todos los personajes extraños y no tan glamorosos de su séquito, como su ex esposa Mandy (Toni Collette) y su colega Curt Wild, interpretado fantásticamente por Ewan McGregor. Mezcla de tributo e inspirada en la verídica relación entre David Bowie e Iggy Pop, Velvet Goldmine es una explosión de brillantina patinada por la mejor música de la época. Roxy Music, Bryan Ferry, Lou Reed y hasta canciones nuevas por Thom Yorke invaden los oídos del espectador.

04 THE ROCKY HORROR PICTURE SHOW (1975)

Un musical de rock homenaje y sátira a las películas de ciencia ficción de 1930 a 1970 en el cual el protagonista es un alienígena y dulce travesti de Transsexual, Transylvania. Si ya esta breve descripción resulta demasiado confusa entonces no es recomendable que vea Rocky Horror. El film es un delicioso delirio sin límites de imaginación ni de atrevimiento en donde se exploran los placeres de la libertad sexual – entre otros – y la maravillosa ridiculez del género de ciencia ficción. La icónica actuación del legendario Tim Curry como el Dr. Frank N. Furter continua relevante al día de hoy y no ha sido superada por ninguna producción de Broadway. El resto del elenco también se destaca (Fue uno de los primeros papeles de Susan Sarandon), pero probablemente el miembro más interesante resulte ser el correctamente bizarro y rockero Meat Loaf como Eddie, el ex amante de una de las groupies de Frank.

03 LITTLE SHOP OF HORRORS (1986)

Continuando con los musicales extraños de ciencia ficción, La Tiendita del Horror cuenta la historia de Seymour (el amado Rick Moranis de Cazafantasmas y Querida, Encogí a los Niños), un pobre empleado de una tienda floral de mala muerte en la parte más fea de la ciudad. Un día, luego de un eclipse total de sol, descubre una pequeña y curiosa planta en el barrio chino la cual lleva al negocio. Repentinamente y sin explicación llega el éxito, pero hay un precio: la planta no sólo habla, sino que también se alimenta de la sangre humana. Lo fantástico de este alocado musical es la mezcla sin fallas de lo ridículo con personajes absolutamente queribles y música imposiblemente pegadiza – compuesta por Alan Menken y Howard Ashman, famosos por su trabajo en La Sirenita, Aladdin y La Bella y la Bestia. También cabe destacar las hilarantes participaciones de comediantes como Steve Martin, Bill Murray y John Candy.
Recomendamos ver la versión extendida del director, que incluye un final alternativo mucho más apropiado.

02 HEDWIG & THE ANGRY INCH (2001)

El segundo musical de esta lista que incluye a una persona trans como protagonista. No debería sorprendernos. La comunidad trans es famosa por su actitud rockera y desafiante ante la vida, muchas veces empujadas a eso. Podemos tomar el caso real de Laura Jane Grace de la banda Against Me!, cuyo disco ‘Transgender Dysphoria Blues’ fue elegido por Rockomotora como el mejor disco de 2014. En este caso nuestra protagonista es Hedwig (John Cameron Mitchell, director también del film), quien se sometió a una oxidada cirugía de reasignación de sexo para poder casarse con un militar y escapar de Berlín. Una vez en Estados Unidos, forma una banda de punk rock, se enamora y es víctima del plagio. Hedwig posee canciones increíblemente rockeras, desafiantes, políticas y hasta filosóficas con una actitud de gritarle a la vida con el acompañamiento de un riff y unirse a aquellos que sufren como uno.

01 PINK FLOYD – THE WALL (1982)

Odiamos caer en lo obvio, pero era imposible no incluir a esta obra maestra, no solo del cine sino de la música. Escrita por el vocalista y bajista de Pink Floyd, The Wall cuenta la historia del rockero Floyd “Pink” Pinkerton, desde su relación con sus padres hasta cómo el estrellato lo lleva a la adicción y la locura extrema. Pocas películas como esta presentan la posibilidad de ser desmenuzadas y analizadas en detalle. El discurso negativo sobre lo que es ser un icono del rock, la política detrás y por delante de este negocio (y sus paralelos) y el aspecto psicológico de las relaciones personales. The Wall regala varios momentos que quedaron grabados en el inconsciente de sus fans, como la famosa escena escolar de los niños siendo triturados cual carne picada o los diversos segmentos de animación por mano del dibujante político Gerarld Scarfe.
Guste o no hay que admitir su impacto, no sólo en la música en general sino también en el mundo del cine.

También recomendamos:

ACROSS THE UNIVERSE (2007)
PHANTOM OF THE PARADISE (1974)
ROCK ‘N’ ROLL HIGH SCHOOL (1979)
SCHOOL OF ROCK (2003)
TOMMY (1975)
WE ARE THE BEST! (2013)