Desde aquí nos atrevemos a vaticinar aquellos cinco discos editados, en lo que va de la década, que están condenados a ser recordados como clásicos en el futuro -siempre y cuando la memoria guarde justicia.

Sin lugar a dudas, un clásico debe ser un gran disco; pero no por ello un gran disco se convierte automáticamente en un clásico. Pero, como sólo el tiempo decide qué tan bueno es realmente un álbum (y más aún qué lo convierte en un clásico) esto no es más que una apuesta hacia futuro.
Para evitar malentendidos, nos referiremos al disco en su totalidad. Por ejemplo: nadie duda de que la canción ‘Uptown Funk’ de Mark Ronson sea un clásico de esta década… ¿Pero es Uptown Special realmente un disco clásico? No se discute que AM de Arctic Monkeys sea genial… ¿Pero posee realmente el poder para ser un clásico, como lo fue el impresionante Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not?
Como somos gente complicada, nos limitamos a un disco por banda o artista, y excluímos de la lista aquellos que ya son considerados clásicos, como el épico concierto de Spinetta y las Bandas Eternas.
Puestas en claro las reglas, ¡pasemos a nuestros elegidos!

Nº5: Magical Dirt – Radio Moscow (2014):
Probablemente el mejor trabajo de la banda hasta la fecha, donde la inclusión de un baterista y un bajista en la formación de estudio (ya que Parker Griggs insistía en grabar todos los instrumentos) permitió un sonido más compacto y fluído, ideal para los que disfrutan del virtuosismo. Sin dudas el álbum menos conocido de este Top 5, pero ponemos nuestras fichas en una agrupación a la cual (creemos) no le falta mucho para explotar. El rock clásico por algo lo es, y Magical Dirt promete ser una pieza atemporal de uno de los grupos de rock con mejor performance en vivo de la actualidad; son de esos que, encima, visitan Argentina una o dos veces por año.

Disco completo en Youtube: 

Nº4: Innerspeaker – Tame Impala (2010):
Cuando el disco salió a la calle, parecía que Tame Impala había llegado para darle una vuelta de tuerca al legado Beatle. Después de Innerspeaker tomarían un camino más electrónico y moderno; pero antes de la difusión radial masiva de Lonerism y Currents, fue esta joyita la que entusiasmó miles de oídos. Variado, experimental, psicodélico, moderno y con influencias no muy habituales. Un álbum apto para cualquiera que disfrute escuchar música.


Disco completo en youtube: 

Nº3: Pressure & Time – Rival Sons (2011)
¿Cuál es la diferencia entre una buena banda de rock y una excelente?  Simple: un disco así sólo puede ser producto de titanes. Combinando virtuosas individualidades, espíritu de los ’70, formato moderno de canción y deliciosos riffs, se gesta una placa extremadamente adictiva; es casi un manual de cómo debe hacerse un álbum de rock. Apenas superando la media hora de duración, demuestra que más no significa mejor. Hagan la prueba: una sola escucha y Pressure & Time será un disco que no podrán olvidar.

Disco completo en Youtube: 

Nº2: Lazaretto – Jack White (2014):
Uno de los artistas que marcó los últimos quince años de rock entrega un disco difícil de superar. Su estilo crudo se ve contenido gracias a un gran trabajo de composición y arreglos, atravesando distintos estilos sin alejarse de un blues moderno, el cual ya es marca registrada de White. Explotando un potencial compositivo que sólo había asomado en The Raconteurs, Lazaretto lo consagra como un personaje fundamental para contar la historia contemporánea del rock.

Disco completo en Youtube (antes de que lo bajen): 

Bonus Track En Vivo: Viva Pez! – Pez (2010):
Parece que Pez finalmente empieza a sonar con regularidad en las grandes ligas de la radiodifusión, dejando de ser una banda de culto para que así todos podamos, más allá del boca en boca, disfrutar de las maravillosas aventuras de Minimal y Cía. “Viva Pez! – perteneciente al grupo argentino con, probablemente, mejor sonido en vivo- da testimonio de un recital tan poderoso como violento, con clásicos y rarezas para escuchar una y otra vez sin dejar de exclamar: “Pero mirá lo que tocan estos tipos”.

Disponible en Youtube: 

Nº1: …Like Clockwork – Queens of the Stone Age (2013):
El otro personaje indispensable para contar la historia contemporánea del rock es Josh Homme. Estar al borde de la muerte fue lo mejor que le pudo pasar a su carrera artística: si bien Queens of the Stone Age ya era una banda consagrada (y nos había brindado maravillas como Era Vulgaris o Songs for the Deaf), es en …Like Clockwork donde alcanzan la tan aclamada “maduración musical”. Un álbum poblado de colaboraciones -las cuales van desde Trent Reznor hasta Elton John-, donde todos sus tracks poseen originales melodías que surfean sobre enfermos y poderosos riffs, combinando paz y violencia; balada y cabalgata demencial. Un disco con identidad muy fuerte y nada que reprochar.
La única manera de no haber podido adivinar que …Like Clockwork encabezaría la lista es no haberlo escuchado nunca, tragedia que gracias a Internet puede solucionarse inmediatamente.

Disco completo en Spotify: https://play.spotify.com/album/06S2JBsr4U1Dz3YaenPdVq

¿Quién nos faltó? ¿La superpromesa que es Stone Giant con su debut homónimo? ¿Fiona Apple y su pertubadoramente melódico The Idler Wheel?  ¿The Strypes y su violento debut? ¿El experimental Amapola del ’66 de Divididos? ¿The King of Limbs, Random Access Memories, The Suburbs?
¡Contanos las ausencias y por qué creés que van a ser clásicos en el futuro!