O duelen los bolsillos o duele el corazón. El 2016 es un año de corazones rotos: muchos se quedaron sin ver a su artista o banda preferida por cuidar la economía personal y/o familiar.

La inflación también impactó en los shows musicales y las entradas son cada vez más inalcanzables. Lo paradójico es que lejos de frenarse los arribos internacionales parece que a modo de cargada, este año vienen todos.

Desde Paul McCartney y Los Rolling Stones hasta los festivales que no paran de multiplicarse en la ciudad. Todos con entradas por arriba de los mil pesos, cuando el salario mínimo de un empleador es apenas más de ocho mil, si el empresario lo respeta. El año pasado, ROCKOMOTORA hizo un relevamiento (que podes chequear acá para comparar), donde las entradas de todos los principales shows -desde septiembre hasta diciembre de 2015- sumaban 9.600$. Dicha cifra hoy en día equivaldría a seis o siete recitales/festivales, cuando antes antes lo sumaban más de veinte artistas, entre ellos BB. King, Morrissey, Queen y David Gilmour.

ROCKOMOTORA volvió a revisar casi toda la agenda de shows hasta fin de año – y decimos «casi» porque por gustos personales unos pueden dejar afuera algunos shows e incluir otros- y calculó cuánto presupuesto uno debería dejar libre para poder destinarlo a ver recitales. No hay que olvidar el costo de estacionamiento o trapito y algún que otro consumo gastronómico que no estan incluídos en esta suma final.

Cabe destacar que el relevamiento se realizó según el valor de las entradas de «campo» en todos los casos que se pudiera -o sea, generalmente las más económicas- más el costo que suman los distintos operadores de ventas.

Los shows de septiembre a diciembre son:
Guns n Roses (River)> 1520$
Aerosmith (Estadio único)> 1150$
Personal Fest> 1500$
Auténticos Decadentes (Teatro Sala Opera)> 450$
La Vela Puerca 20 años (Ferrocarril Oeste)> 550$
Ciro y Los Persas (Velez)> 450$
Lollapalooza 2016 (Hipódromo de San Isidro)> 990$
Massacre (La Trastienda)> 280$
Las Pelotas (La Trastienda)> 400$
La Mississippi (L Trastienda)> 280$
El Bordo/Cielo Razzo (Salón Rock Sur)> 250$
The Offspring (Malvinas Argentinas)> 700$
Whitesnake (Malvinas Argentinas)> 650$
Scorpions (Malvinas Argentinas)> 700$
Esperanza Spalding (Teatro Coliseo)> 450$
Festival BUE (Tecnópolis)> 1100$
BsAs Blues Festival (La Trastienda)>600$
Tom Jones (Luna Park)> 600$
Chris Cornell (Teatro Colón)> 700$
Disclosure (Luna Park)> 800$
2Cellos (Luna Park)> 400$
Las Pastillas del Abuelo (Luna Park)> 400$
Joe Satriani (Luna Park)> 500$
Garbage (Luna Park)> 400$
Carajo (Luna Park)> 400$
Festival Music Wins > 950$

Estos -casi- treinta artistas juntos, suman un total de 17.070$.

La conclusión es que hubo aproximadamente un 81% de aumento en el presupuesto destinado en entradas, si quisiéramos ir a ver a todos estos artistas. Bastante mal para una inflación que se corresponde con la mitad de este aumento en tickets y los sueldos casi nunca se ajustan a estas nuevas condiciones.

¿Habrá estadios vacíos esta vez?

¿Cuál es manera de ahorrar en estos tiempos?