A pesar de su proximidad, la escena del rock en Chile es un enigma para la mayoría de nosotros. Una de las grandes bandas que nos está(ba)mos perdiendo es Queen Milk, quienes nos dan un adelanto sobre su próxima gira en EEUU.

Dale play a su EP mientras lees la entrevista:

 

Su último trabajo “El Descanso” suena a las grandes influencias del rock clásico con un toque moderno, algo que según con la lente que se mire puede ser idolatrado o denostado. Rodrigo Mora, guitarrista fundador del grupo nos comenta:

RODRIGO: Creo que, a nivel mundial, estamos viviendo una etapa donde hacemos un remix de todo lo que ya pasó, pero con la frescura ligada a nuestros tiempos. Tenemos los casos de Rival Sons, Tame Impala, Graveyard y Scorpion Child, por citar algunas… y fue justamente por conocer este tipo de bandas que nació la idea de fundar un grupo de este estilo, que de una u otra manera ha ido dando sus frutos.

– No porque sean la única banda que lo hace, pero ¿de donde sale la idea de hacer rock en inglés en lugar de su idioma nativo?
RODRIGO: Para mí el rock siempre ha sido en inglés. De hecho, no escucho casi ninguna banda en español salvo Soda Stereo. Esto hace que nuestra música no sea mainstream en lo que respecta a Sudamérica y por eso nuestra meta es hacer carrera afuera, pese a lo difícil que es. Creo que se puede, más aún cuando uno no es profeta en su propia tierra.

– ¿Cómo es eso? ¿El rock clásico no pega en Chile?
RODRIGO:
Chile es un país pequeño que, al igual que Brasil, está ligado por un lado al metal y por otro a la música pop. Esto del pop se ha transformado en algo mainstream con varias bandas que dan vergüenza y otras que las llaman “de rock”, pero nunca lo han sido ni tampoco lo serán. Así que frente a este panorama, creo que somos una de las pocas bandas de ROCK literal que existe en nuestro país y que estamos en medio de toda esta escena. Igual puedo nombrarte algunos grupos que sin duda están haciendo las cosas bien y son increíbles, por ejemplo King Of Liars, Adelaida, Frank White Canvas, The Ganjas y Delta, que son mis “referentes” de música rock acá en Chile. Vale la pena escucharlos.

 

– Sin embargo, cuando uno vagabundea un poco sobre los shows de Queen Milk, la marquesina indicaría que son una banda respetada a pesar de ser emergentes, teloneando a grandes como Bach o participando de festivales de Radio Futuro.
RODRIGO: Eso se debe a que somos una banda power que se empeña en hacer bien las cosas. Los que saben de rock respetan mucho nuestra propuesta y eso es gracias a que nos tomamos muy en serio lo que hacemos. Yo diría que ésta es la clave fundamental para que vayamos teniendo fieles seguidores, uno y que otro reconocimiento en el extranjero y que mucha más gente vaya siendo conquistada en el camino.

Lo del reconocimiento en el extranjero no es algo traído de los pelos o un delirio cósmico. Queen Milk está preparándose para hacer una gira en Estados Unidos, con 10 fechas en la costa oeste donde tienen la oportunidad de abrir el show de Michael Sweet de Stryper en el legendario Whisky a Go Go, como también tocar en The Canyon abriendo para Fastball: sepan que no cualquiera puede abrirse un lugar en esa escena.

RODRIGO: Desde que comenzamos a trabajar con QueenMilk, nuestra visión siempre fue ir a tocar a Los Angeles, California. Si nos va bien, creo que podemos hacer algo mejor allá porque estaríamos dispuestos a partir para tantear el terreno.

– Ante todo, ustedes son una banda auto-gestiva ¿Cómo hacen para llevar el proyecto adelante? En especial con todo lo que implica un tour de este tipo…
RODRIGO: Gracias a Dios y el Rock and Roll estamos en un momento en que podemos hacer este tipo de cosas. Tenemos el apoyo de nuestros cercanos y esto quiere decir de TODOS. Tenemos trabajos que no son relacionados a la música, y en mi caso mi jefa me dio permiso para realizar este tour que es un sueño para cualquier músico. Los gastos son altísimos, pero estamos produciendo unos eventos de alta convocatoria para juntar fondos, por ejemplo en la Batuta (que es como el Roxy BsAs) que nos dio dos fechas para juntar recursos. Por otra parte, haremos un evento masivo para todo público en Blondie donde últimamente han habido tremendos conciertos y esperamos ser uno de ellos también.

– ¡Entonces conoces Buenos Aires! ¿Está nuestro país en sus planes de tour?RODRIGO: De hecho esperamos ir en diciembre a Buenos Aires. He estado conversando con gente de bandas parecidas a nuestro estilo como los Stone Giant. He hablado especialmente con Sebastián Fernández, su guitarrista y vocalista y espero que podamos concretar shows en Chile y Argentina. Todo depende de la agenda, pero por el momento no hay nada concreto. Sería espectacular poder participar en algún evento con ellos ya que hablamos el mismo idioma en cuanto a sonido e influencias se refiere.

“El descanso” es el último trabajo de la banda, nombre que viene a colación por una calle en la que todos eran vecinos sin saberlo. Luego de conocerse, descubrieron a través  de historias con amigos en común que eran parte de un mismo lugar. Es un buen enfoque para un álbum que suena a las grandes bandas de rock de antaño, como integrantes de un mismo movimiento aunque quizás nunca se conozcan entre sí (aún). Por lo tanto, no sorprende enterarse que Rodrigo sea un enfermo de Ritchie Blackmore y que participe de una banda tributo a Deep Purple con una similitud sonora que asusta.

RODRIGO: Gracias a Highway Star, el tributo a Deep Purple, tuve la posibilidad de conocer casi todo Chile y otras partes de Sudamérica. Esto no sólo lo agradezco por la experiencia que me dio como músico de poder tocar en distintos lados, sino también por el aprendizaje que tuve al momento de estudiar a Ritchie Blackmore, mi ídolo en este caso. Así te vas dando cuenta que no sólo es mover los dedos, también hay que saber qué equipos usan y por qué los usan para poder “sonar como los dioses”. Obviamente esto va acompañado de una tremenda dedicación tanto en tiempo como en dinero, porque vamos, no cualquiera puede imitar al gran Ritchie Blackmore así como así. La inversión es grande, pero todo vale la pena.

– Hay gente que cree que las bandas tributo son un mal a erradicar y, seamos honestos, suelen tener más éxito y convocatoria que muchos proyectos originales. ¿Creés que haya influído en Queen Milk?
RODRIGO: Con Highway Star he conocido mucha gente que también le ha gustado Queen Milk y puede que por eso se nos haya hecho un poco más fácil el camino de entrar a la escena, pero también seamos honestos y consideremos que llevo más de 10 años en esto. Queen Milk hace sus propios méritos, es solo cuestión de escucharnos.

 

.