El creador del metal industrial se presenta el próximo sábado en el marco del Maximus Festival en nuestro país. Antes del concierto, fue noticia porque trascendieron sus extrañas solicitudes a los productores del show.

Cuando están de gira, los artistas suelen apelar a su condición de ídolos para solicitar prácticamente lo que se les antoje para el armado de sus camarines.

El último anotado en esta lista de extravagantes es Marilyn Manson, una de las figuras centrales del Maximus Festival que tendrá lugar el próximo sábado (donde también estarán Rammstein, Disturbed, Bullet for my Valentine, Halestorm, Hellyeah, Shinedown y RavenEye, entre otros).

Trascendió a los medios la lista de pedidos de Manson, con algunas rarezas que van en sincronia con el personaje que él mismo ha creado. El cantante pidió, por ejemplo, hospedarse en una habitación que tenga las cuatro paredes y el techo pintadas de color negro, con cortinas pegadas a las paredes.

En el lugar, también tiene que haber dos juegos de mesa de cristalería (dos platos y dos juegos de cubiertos de plata), dos vasos tamaño “tumbler size”, un espejo iluminado, secador de pelo, plancha de pelo, tetera, licuadora y una unidad de aire acondicionado portátil.

Para alimentarse el día del su presentación pretende dos sashimi de atún. Para después del show, quiere un sándwich con pan blanco, pavo, panceta, lechuga, tomate, mayonesa vegana de una marca en especial y mostaza. Además, 24 cervezas de determinadas marcas (Coors Light, Bud Light o Heineken), en aluminio o botellas de plástico, que no sean de vidrio. También 24 botellas de agua de 500 sin etiquetas y, por lo menos 20 kilos de hielo.

La mayoría de los músicos tienen sus pedidos excéntrico y Manson no fue la excepción.