El 23 de junio de 1977 se lanza el disco de la banda AC/DC llamado Let There Be Rock. Éste es el cuarto álbum de estudio de la banda australiana de hard rock, lanzado en Australia en marzo de 1977. De él se destacan las canciones ‘Bad Boy Boogie’, ‘Hell ain’t a Bad Place to Be’, ‘Let There Be Rock’ y ‘Whole Lotta Rosie’. Todos los tracks fueron escritos por Angus Young, Malcolm Young y Bon Scott.

El disco fue originalmente lanzado por el sello discográfico Albert Records. Una edición modificada fue lanzada por el sello Atlantic Records en julio de 1977.

Let There Be Rock fue el último álbum de la banda en tener como bajista a Mark Evans, quien previamente grabó con la banda T.N.T. (1975) y Dirty Deeds Done Dirt Cheap (1976).

El 3 de abril de 1977, AC/DC filmó una actuación en vivo de ‘Dog Eat Dog’ para Countdown (un programa televisivo australiano).

En julio de 1977, la banda filmó un video musical promoviendo la canción ‘Let There Be Rock’ del álbum del mismo nombre. El video fue grabado en una iglesia de Perth (Australia), consistía en Scott vestido como un sacerdote y el resto de la banda vestidos de acólitos. Esta tirada fue eventualmente reempacada con la portada para la edición internacional, marcando la primera vez que la presentación de la portada australiana coincidía con su correspondiente versión internacional.

En 1980, AC/DC lanzó una videograbación en vivo llamada «AC/DC: Let There Be Rock».

En 1997, el audio de este concierto fue lanzado en un CD, en los discos 2 y 3 del álbum Bonfire, que contenía temas inéditos y actuaciones de la banda junto a Bon Scott, junto con una gran cantidad de materiales extras.