El famoso actor apareció ayer en televisión y revolucionó el mundo de Hollywood. Su confesión destapó los años más oscuros de Charlie Sheen.

«¿A cuánta gente le pagó para mantener el silencio?», le consultó el conductor de Today, Matt Lauer. La respuesta fue contundente: «A la suficiente… fueron millones» de dólares.

Según explicó, debió soportar chantajes de quienes conocían su enfermedad. «Pagué mucho dinero y tienen que entender que ese dinero se lo están quitando a mis hijos», afirmó en el programa Today.

El ex protagonista de Two and a half Men contó que en una oportunidad una prostituta se metió en su baño y comenzó a fotografiar los medicamentos antirretrovirales. Luego, amenazó con venderlas a los medios de comunicación. El actor debió pagar mucho dinero para frenar la maniobra. El episodio terminó de convencerlo, debía decir la verdad.

La confesión:
«Estoy aquí para admitir que soy HIV positivo», dijo la megaestrella de Hollywood durante la entrevista. Sheen, quien es considerado un «chico malo» de la industria, señaló que supo de su condición hace cuatro años.

Sheen también confesó que sentía una gran carga por no hacerlo público. «Creo que me libero de esta prisión hoy«, dijo al conductor Matt Lauer. Al ser consultado respecto de si creía que durante estos cuatro años pudo haber contagiado a alguien, el actor e hijo de Martin Sheen replicó: «Es imposible«. Al mismo tiempo, dijo que no estaba «del todo» seguro de cómo se había contagiado.

«Ahora tengo la responsabilidad de mejorar y de ayudar a otra gente», indicó Sheen durante la entrevista, que fue vista por millones de personas a lo largo de los Estados Unidos.