En la primera parte de esta nota (http://rockomotora.com/brian-jones-el-stone-menos-stone-parte-1/) vimos solo algunos de los sonidos exóticos que el miembro más extravagante de los Rolling Stones incorporó al sonido de la banda. En esta segunda y ¿final? entrega, Fede Manoni recopila las incursiones de Jones en distintos instrumentos de cuerdas, vientos y percusión. De yapa, el mito de sus colaboraciones con Hendrix.

Cuerdas

Utilizó los instrumentos menos conocidos y más exóticos del folklore de distintos parajes:

  • Arpa Paraguaya

En el estribillo de la última canción de Their Satanic Majestic Request (1967), “On with the show”, que continúa con el tinte cómico y ligero de la obra en general, se escucha esta arpa imitando la canción “Pájaro campana”:

 

  • Cítara diatónica (Autoharpa)

Let it bleed (1969) tuvo el privilegio de tener este instrumento en “You got the silver”, una de las últimas contribuciones de Brian y la primera canción de Keith como líder vocal, donde impone una voz cruda y perfecta para este country blues simple. Si bien la versión de Richards fue la elegida para quedarse en el álbum, en la versión de Jagger se aprecia mejor la participación de Jones a partir del minuto 00:35 sobre el ala izquierda: en esta toma, los canales están invertidos.

 

  • Koto

Este instrumento de origen japonés hace su aparición en “Take it or leave it”, de Aftermath (1966), canción a la que los Stones supieron darle una impronta destacada con respecto al cover emergido previamente por The Searchers.

 

  • Tanpura

Instrumento proveniente de India con la finalidad de mantener sonidos zumbantes por largo tiempo. Es utilizado por primera vez en “Pay your dues”, que originalmente iba a ser editada como single pero al final fue remplazada por “Jumpin Jack Flash”. Luego el titulo cambió y con un par de arreglos se editó como “Street fighting man”, incluida en Beggars Banquet (1968).

 

  • Dulcimer de los Apalaches

Si bien utilizó una versión eléctrica en “Gomper”(1967), este instrumento del sur de los montes Apalaches es el que resuena con estilo isabelino y un riff barroco en “Lady Jane” (1966), una oda amorosa a una mujer (muy distante de sus canciones sobre “chicas neuróticas”).

El tema: si bien “Lady Jane” es la canción con más renombre en donde aparece este instrumento, no es aquella en donde más se luce. En “I’m waiting” (1966) se comprueba un mayor desarrollo del mismo, que se mueve y vibra en contraste con la letra que abraza a la oscuridad.

 

  • Sitar

Todo empezó con una visita a su amigo George Harrison. Allí vio un instrumento que le llamó la atención, se acercó y toco un riff que le venía dando vueltas en su cabeza: “Paint it black” (1966) nos trae una de las mejores versiones de este instrumento. El acento exótico fue un complemento perfecto para la misteriosa melodía oscura, que sonaba un poco a banda sonora de una película india.

 

Vientos

  • Saxofón

Retomamos su primer instrumento en la canción, un tanto cómica, sobre el después de una noche de LSD, “Something happened to me yesterday” (1966): en una combinación de trad-jazz y ritmos country/folk tenemos una versatilidad de instrumentos de vientos donde Brian hace todo el repertorio de los mismos.  Pensada originalmente como un lado B (el de “We love you”), también tenemos “Dandelion” (1966), que posee una confortable y balanceada integración inusual de estrofa, coros y puentes de voz. Aquí Brian contribuye con su saxo soprano a la decoración del tema.  Con una combinación de furia rítmica y una claridad mañanica, “Citadel” (1967) se conviertió en una de las favoritas de la banda. Aquí, el saxo soprano aparece otra vez creando una onda descendente al final del tema.
Asimismo, Brian fue invitado por los Beatles para la grabación de “You know my name (look up the number)” (1970), en la que lo esperaban con una guitarra pero apareció con un saxo alto, añadiendo un sonido jazzero y un tanto sinuoso y perezoso que termina con un final ruidoso y caótico, como de una banda cansada después de horas de jam en lo que terminó siendo una de las canciones más extrañas de los de Liverpool.

El tema: Como lado B de “Jumping Jack Flash”, “Child of the Moon” (1968) fue una de las canciones más oscuras que la banda lanzó en los 60,  donde Jagger le habla a una Marianne Faithfull encarnada como una visión cósmica de una mujer y en donde Brian hipnotiza con un saxo soprano.

 

  • Trompeta/Tuba/Trombón/Silbidos

Sí. Todo, todo este repertorio suena en la mencionada “Something happened to me yesterday”,  que cierra Between the Buttons (1967). Los vientos ayudan y acompañan al tono carnavalesco y satírico del tema, mientras que Keith aporta su voz en los coros enfatizando ese “algo” que pasó.

 

  • Flauta

Tan arcaico y tan simple, este instrumento se hace presente en algunos temas de los Stones. Un poco más en sintonía con sus canciones anteriores, “All sold out” (1966) es guiada por un bajo de blues-rock y un buen riff –curiosamente el solo de esta canción aparece nuevamente en “Sing this all together (see what happens)”–, aquí Brian hace uso de una flauta tenor con un repiqueteo agradable al oído. Mientras que en “Gomper” (1967) utilizando una flauta de pan (siringa) nos proyecta a un sueño surrealista y misterioso.

El tema: una de las composiciones más melódicas del dúo Jagger-Richards, es decir “Ruby Tuesday” (1967). Los versos, cantados por Jagger llegan a tocar en un momento las notas más bajas en toda su carrera: esos versos están respaldados por una renacentista flauta tenor de Brian, que añade la pizca de melancolía que convirtió esta canción en un clásico.

 

Percusión

  • Pandereta

En busca de canciones estadounidenses que fueran R&B pero lo suficientemente atractivas para comercializar como cover aparece “Fortune teller” (1964). En un momento, la armónica entra con quejidos a acompañar voces que resuenan como si fueran de monjes cantores, generando unos ecos que crean un aura espeluznante.

  • Tambores

Es muy difícil de determinar a quién corresponden todos los sonidos de la canción inaugural “Sing this all together” (1967), que tiene una melodía vagamente folk reforzada con sonidos africanos y jazz con tambores por doquier. “Midnight rambler” (1969) es una de las mejores composiciones blues/rock del grupo donde el drama se incrementa exponencialmente cuando el ritmo se desacelera dejando que Jagger balbucee palabras para que de repente sea atravesado por golpes de tambores y lacónicos riffs de guitarra: dos grandes tambores tribales son tocados luego de que Mick canta “Well, you heard about the Boston…”. Una foto de esta sesión, con Brian preparando los tambores, fue utilizada como la portada de su sencillo promocional en 1969.


El tema:
Similar a “Within you, without you” de los Beatles, “Gomper” (1967) es una canción de amor psicodélica que, bajo ritmos de tambores marroquíes y melodías indias, Brian recrea una atmosfera meditativa.

 

Brian Jones & Jimi Hendrix

Se conocieron en 1967 en el Monterrey Pop, donde compartieron LSD y desde entonces fueron amigos. Un día, Brian fue invitado a los estudios Olympic Sound, donde llegó con su sitar y varios instrumentos indios. Tenía que ser una colaboración informal, ya que los respectivos managers no debían saber de estas sesiones.

“My little one” (1968) está cargada de controversias: hay decenas de rumores sobre la participación de Brian en este tema. Dave Mason, gran amigo y colaborador de Hendrix, estaba allí en la mayoría de sus sesiones por aquella época y es por ello que se le adjudican estos aportes de sitar, pero las melodías son demasiado simples para que un experto como Mason las evocara: hoy en día no es secreto que Brian y Hendrix se juntaban para hacer largas sesiones de jam.

Tenemos dos tomas del ’68 de esta canción en la que se le adjudica a Brian las participaciones del sitar y la percusión en el disco recopilatorio Axis Outtakes (2003).

Toma 1

Toma 2

Ese mismo año aparece el disco de Noel Redding, bajista de la Jimi Hendrix Experience, llamado The Experience Sessions donde “There ain’t nothing wrong” es una versión de “My little one” con un sonido más claro y con la voz del propio Noel agregada.

En el 2010 salió a la luz West coast Seattle boys: The Jimi Hendrix Anthology, donde ya en “Little One” aparecen los créditos del sitar para Dave Mason.

 

“All along the watchtower”

Sí, leíste bien.  Brian está presente en uno de los covers más significativos de todos los tiempos. Una versión dice que Jimi era fanático de Dylan, compró el disco y pasó horas escuchando la canción; otra versión dice que el publicista de Bob, Michael Goldstein, se la hizo escuchar previamente a salir al mercado. El “cuándo”, “cómo” y “dónde” ya no importan.

Esta es una de las primeras tomas:

Las sesiones continuaron y cuenta la leyenda que un Brian borracho se apareció pidiendo ser partícipe del evento y tomó el piano, pero a duras penas pudo tocar algo. Jimi tuvo que cortar esa toma.

Eventualmente cambiaron a Brian a percusión y terminó siendo responsable del vibraslap al final de cada riff al principio de la canción.

  • Vibraslap


La canción no volvería a ser interpretada de otra manera, porque es imposible superar una obra maestra. En uno de los momentos más altos de Hendrix como guitarrista, esta versión posee tres guitarras, una de ellas con un slide hecho con un encendedor. “Me abrumaba, realmente” fueron las palabras de Dylan después de escucharla, y nunca volvió a tocarla como la original en sus shows.

A continuación, la lista personal de Brian Jones del autor: