Siempre hay un islandés en la escena para demostrar que el rock también existe en los confines del mundo: primero fue Björk con sus Sugarcubes, luego Sigur Rós, y más tarde aparecieron los Of Monsters and Men. ¿Es el turno de Mono Town de estar “en el ojo de la tormenta”?

Desde el principio, el debut del trío nórdico advierte una dualidad que atraviesa a toda la obra: en ‘In the eye of the storm’, Bjarki Sigurdsson canta rodeado de una serenidad total (con ecos de Sigur Rós) acerca de dormir plácidamente mientras se está en el ojo de la tormenta; luego el sosiego deviene en una desesperación que recuerda a la pasión narrativa de los Raconteurs de Jack White. Cuando las guitarras eléctricas cobran protagonismo brotan algunas reminiscencias del rock británico: en ‘Jackie O’, el primer sencillo del grupo, el cantante demuestra un estilo vocal similar al de Liam Gallagher; en ‘Two bullets’, por otro lado, surge la presencia de Radiohead; y ‘No more (shall I fear you)’, un western cuyo ritmo parece acompañar el galope de un caballo, podría ser tranquilamente un tema de Alex Turner, sobre todo en su proyecto The Last Shadow Puppets.

El elemento que hace de In the eye of the storm una obra homogénea es el trabajo de Daði Birgisson en teclados, que tiñen al disco de un aire melancólico que se respira en todos los temas, sobre todo en ‘Peacemaker’, el segundo simple. Los acordes menores de piano en ‘I see’ refuerzan en los oídos (y en la mente) una nostalgia que encuentra su pico en ‘Yesterday’s feeling’, que exclama “me desperté para ver el sol de la mañana, los recuerdos viajaron uno por uno” entre rasgueos acústicos. El pop barroco característico de la banda gracias al teclado que emula cuerdas celestiales es llevado a su punto máximo de expresión en los coros apocalípticos de ‘The deed is done’ y en los últimos minutos del álbum, que concluye con los violines enfurecidos de ‘Can deny’.

Las idas y vueltas entre golpes iracundos a las cuerdas de la guitarra y paz melancólica en la voz de Sigurdsson reflejan la paradoja de permanecer tranquilo en medio de la tormenta que da título a esta opera prima. Quizá se trate de un intento de los de Reikiavik de explicar la tarea de hacer rock en Islandia, una isla que se caracteriza tanto por heladas temperaturas como por su actividad volcánica. Así, en Mono Town conviven el calor pasional y el frío emocional. Tempestad y quietud: eso es In the eye of the storm.

Cómo escucharlo:

El álbum no está disponible físicamente en Argentina. Podés escucharlo gratuitamente a través de las plataformas Deezer o Spotify, o bien comprarlo online en iTunes. No te pierdas las Deezer Sessions.

 

Sello: Record Records
Duracion: 45:33
Destacado: Peacemaker

 


Genero: Cinematic Melodic Rock