descargaAguante las bandas que tienen más de un cantante. Y a propósito de la pluralidad de voces, suele ocurrir que las bandas no agoten todo lo que tenían para decir en su primer trabajo y por eso el siguiente se convierta en una especie de extensión, si bien autónoma, de aquél. Little neon limelight, entonces, vuelve a la carga con algunos de los temas que inspiraron From the hills below the city (2013) y que más o menos redondean la idea de lanzarse libre a los caminos, sin olvidar recursos como la enumeración de ciudades y la apelación a la palabra “ruta”.

Cada uno de los cuatro miembros de Houndmouth demuestra a lo largo de todo el álbum que se encarga de dos instrumentos: su voz y el otro. Todos los temas contienen coros poderosos y esperanzadores (sobre todo ‘Otis’), descendientes del country y del góspel, que además de sellar la identidad folk del grupo transportan al oyente entusiasta a un mundo donde le crecieron la barba y el pelo y viaja en un micro por los Estados Unidos cantando junto a otros pelilargos errantes en una jam infinita. También varía la voz principal, que se alterna entre el guitarrista Matt Myers, el bajista Zak Appleby y la tecladista Katie Toupin, cuya imprescindible participación entre tanto timbre masculino recuerda a la entrañable Big Brother and the Holding Company.

Así, rocanroles como ’15 years’ y ‘By God’ (que revive más que ninguna a los Allman Brothers), y los punteos gordos de ‘Sedona’, ‘Honey slider’ y ‘My cousin Greg’ evocan aquellos momentos en los que los sesenta se encontraban con los setenta. Incluso la apaciguada ‘Darlin’’, el último tema del disco, transmite un alivio similar al de Lennon de la Plastic Ono Band. ‘Say it’, por su parte, podría ser un hit de Iggy Pop acompañado por un coro de chicas demasiado felices. Y como siempre entre tanta alegría voladora de pelucas, se hace necesaria una balada acústica: para eso está ‘For no one’.

Estos chicos son, junto con los Alabama Shakes entre otros, parte de un revival que tiene como misión mantener vivos ciertos mitos de la música sureña: la vida en la carretera, el viento en la cara, dejar el pasado atrás. Por eso no deja de tener sentido que los Houndmouth profundicen en Little neon limelight el espíritu que intentaron imprimir en su predecesor. Hace falta más polvo en el rock & roll.

 

Duración: 39′

Sello: Rough Trade Records

Destacado: ‘Sedona’


Genero: Country Rock