Mac Demarco • Another One • Captured Tracks

11183_JKTNada mejor que cuando se fusionan la humildad y el talento. Y ni hablar si el ejecutor de esas virtudes es un tipo divertidísimo y demente: con su cadencia relajada y punteos que quieren ser tus amigos, Mac te lleva exactamente a ese lugar en el que deseabas estar y tal vez no lo sabías. Ocho canciones en veintitrés minutos hacen de este un disco “paréntesis”: dejás lo que estás haciendo, lo escuchás y seguís, sólo que tu vida es un poquito mejor después de eso. Además, para concluir con la experiencia, hay un tema instrumental con sonidos acuáticos. ¿Estamos ante la forma superadora del simple y el LP?

 

 

The Maccabees • Marks to prove it • Communion Records 

The-Maccabees_Marks-To-Prove-It_album-artwork

La opción semanal para agitar un poco los sesos y tal vez golpeártelos un poco, pero no tanto. No todo es descontrol acelerado para los macabeos ingleses, quienes demuestran en su cuarto disco que son una banda con más de diez años de trayectoria, logrando explorar los paisajes de la tenebrosa adultez de eso que Wikipedia llama indie rock y nosotros llamamos solamente Rock. De hecho, la faceta juvenil de los Maccabees solo aparece representada en el primer tema, ‘Marks to prove it’, como para darse el gusto, y luego estos se sumergen en las canciones anatómicamente maduras que finalmente sellan el sentido del álbum.

 

 

Buddy Guy • Born to play guitar RCA Records

buddy_guy_born_to_play_guitar“Nací en Luisiana”, sentencia Buddy Guy al principio de su nuevo trabajo. No haría falta entonces aclarar que el blues le corre por sus venas, pero por las dudas lo dice y lo demuestra en su álbum número ¿mil?, que cuenta con la participación de Billy Gibbons, Joss Stone y Van Morrison. Lo interesante es que él no escribió esa canción (‘Born to play guitar’) pero aun así resulta autobiográfica, porque afortunadamente Buddy es solo uno de los ejemplares de una generación (o, mejor todavía, de un par de generaciones) de eximios bluseros, y nos lo recuerda en ‘Flesh & bone’ y ‘Come back Muddy’, dedicados a los inmortales B.B. King y Waters.



 


Genero: Blues, Dream Pop, Rock Británico