red-hot-the-getaway

Red Hot Chili Peppers – The Getaway

Si lo que estás buscando es algún tipo de revival de lo que fue Blood Sugar… Californication, ni te gastes en darle play a este álbum, vas a ahorrarte un seguro malestar.

Pueden decirse muchas cosas de The Getaway, todo depende de los oídos con que se lo escuche. Después de By The Way, la banda tomó un camino que, a excepción de algunas canciones desperdigadas por ahí, los llevó a un estilo mucho más pop que antes. Como todo, esto tiene sus pros y contras, en especial con una banda de discografía tan variada y fluída como es la de los Red Hot. Más allá de ello, resumidamente, en esta oportunidad todo decantó en que las canciones sean conducidas por Anthony Kiedis, quien en este momento es el punto más bajo de la banda.

Nunca fue un gran cantante ni mucho menos, pero lo compensaba con una energía que definitivamente ya no posee; por lo tanto, su interpretación vocal es repetitiva y poco original (a veces incluso al borde de la desafinación), y sus mejores momentos son solo cuando está acompañado por los coros de Klinghoffer; lo encontramos más de una vez en situaciones melódicas en las que no puede llevar adelante el tema con dignidad. No hay que esforzarse demasiado para llegar a esta conclusión: los mejores momentos del disco son aquellos donde la solitaria voz principal tiene menos (o ninguna) incidencia. Esto sin duda resulta una decisión artística controversial: ¿Por qué darle el protagonismo a Kiedis cuando hay a disposición un trío con la mejor dupla bajo-batería del rock en actividad?

La banda suena instrumentalmente sólida, pero sufre de no terminar de explotar cuando la canción más lo necesita; pareciera como que en todas las canciones faltan 5 para el peso. Que conste también que el orden de los tracks y la elección de ‘Dark Necessities’ como corte de difusión no colaboran: se necesita más de una escucha para poder amigarse con el disco.

La nueva idea de canciones más tecno y bailable, resulta atrevida, pero no termina de quedar claro si la ausencia de su característico groove funk es un intento de renovación al que hay que darle tiempo o si simplemente no pudieron caer bien parados con la empresa que encararon. The Getaway suena más compacto que su placa anterior I’m With You, pero también muy procesado y menos sincero.

Finalmente a los Red Hot se los siente viejos en el mal sentido, sin las inquietudes artísticas o energía que los caracterizaban, y no estoy seguro de cuan preparados estábamos para ello. No es una catástrofe, pero se trata de un disco que, a diferencia de todos sus anteriores, no parece legar ningún clásico.

Destacados: Dreams of a Samurai, Detroit, Sick Love

Hacé click aquí para ver a Red Hot Chili Peppers contando el origen de cada canción.

Mirá el videoclip de Dark Necessities:


Genero: Funk, Rock Alternativo