srty

Olviden todo lo que creían saber sobre The Strypes -si es que sabían algo sobre ellos. Después de dos álbumes parejos y adrenalínicos que los hicieron acreedores del espantoso título de «la banda que puede salvar el rock and roll», escupen sobre su propia imagen (después de todo, así se llama el disco) para seguir jugando. Y nos proponen la siguiente pregunta: ¿Es posible mirar hacia adelante sin ojos en la nuca?

 

 

 

 

 

 

Volver al futuro
Si el final del prólogo resultó críptico, una escucha al disco disipa las dudas. Si no fuera por las técnicas de grabación, el álbum bien podría haber sido concebido a finales de los ’60 –si, sería un álbum moderno para ese entonces, pero sólo gracias por el sabor que la batería le brinda, demostrando que Dave Grohl y los Arctic Monkeys ya han pasado por este mundo. Las canciones se concentran en el poder de las melodías y estribillos de una banda espontánea que quiere comerse el mundo a través del poder de la buena onda -¿y no es eso el verdadero espíritu de las grandes bandas de finales de los ’60? The Strypes no son los únicos subidos al tren de recordar las raíces a la hora de componer, pero no a todos les sale igual de bien que a ellos. Es más: podemos decir que el ambiente de época es tan bueno -las armonías, riffs, melodías- que a veces uno duda que sea genuino y no el producto de un trabajo antropológico para reproducir la esencia y construir un álbum temático… Pero al mismo tiempo suena tan fresco que también resulta difícil discutirlo.

Eso que tú haces
El secreto reside en que logran mantener una conexión con el hoy día, por lo que es fácil identificarse y contagiarse por la buena vibra del álbum. En esta placa no hay virtuosismo sino canciones donde se destacan una voz que confía en ellas y guitarras oportunas de buen gusto. Si bien es algo lineal, todos los temas son pegadizos para el que curta la onda indie; y la energía de la batería seguramente atraiga la curiosidad de los rockeros -o al menos rocanroleros. Puesto que todos los integrantes tienen menos de 30 años, su energía juvenil se siente y disfruta, algo que venimos buscando desesperadamente en la escena del rock.

2017-MUSIC-TOMVANSCHELVEN-THESTRYPES-001_1000
¿Vale la pena?
Spitting Image consigue ser un álbum apto todo público sin desmedro de su calidad. Ideal para el adolescente que quiere ingresar en el mundo del rock, pero ideal también para el melancólico que recuerda como mejor al tiempo pasado. Aunque también es recomendable para el melómano que busca desesperadamente alguna banda nueva con algo para contar… En fin, es ideal. Y si bien no será un clásico, e incluso podríamos decir que es olvidable (adjetivo del cual no estoy tan seguro cuan descalificativo pueda ser), es un buen momento asegurado para cualquier oído. Si The Strypes, banda que tiene todo el tiempo del mundo por delante, sigue jugueteando y explorando musicalmente con este nivel, el tiempo le dará la razón inexorablemente. Mientras tanto, a disfrutar y ser parte del viaje al que nos invita.

Recomendados: Garden of Eden, Get it Over Quickly, Easy Riding
Escuchá el álbum completo:

Mirá el videoclip oficial de ‘Behind Closed Doors’ aquí:

Texto: Julian Melone

Corrección: Belén de la Paz Sobral


Genero: Indie, Pop, Rock