Depeche-Mode-Spirit

Aunque en el 2004 -de la mano de la circulación simultánea del remix de ‘Enjoy The Silence’ y la versión de ‘Personal Jesus’ de Marilyn Manson- las radiodifusoras y medios en general nos hayan querido hacer creer que Depeche Mode es una banda apta todo público, lamentablemente no es así.

Después de cuatro años sin editar un disco, Spirit será el lanzamiento que los traerá de vuelta a la Argentina, con la intención de ser radial y oscuro al mismo tiempo, en un álbum que no está destinado a ser un clásico pero que tampoco pasará desapercibido.

 

 

¿Donde está la Revolución?
Uno de los puntos en los que más se centra Spirit es en un análisis pesimista de la banda sobre la situación político-social del mundo en la actualidad, con una suave intención subversiva. Esto no es una buena noticia para aquellos que no hablan inglés –o que lo hablan, pero no lo aplican inmediatamente a la hora de escuchar música angloparlante, de los cuales hay muchos en nuestro país. Esto deja de antemano a medio mundo un paso atrás con respecto a las prioridades del álbum, pero de todas maneras no hay mucho que perderse al respecto: la banda cae en algunos lugares comunes y trillados para decir que hemos involucionado como sociedad y que como tal tenemos que hacer una revolución -¡sin dudas!-, y demás etcéteras.

Marca Registrada
El disco lleva el sello industrial indiscutido de los Depeche y no depara muchas sorpresas –aunque el beat de ‘You Move’ es inesperadamente arriesgado. Es un álbum más sencillo de escuchar que su predecesor Delta Machine, menos “comercial” que sus inicios de los ’80 pero aún lejos del ingenio de Violator. A veces las interpretaciones y arreglos parecen más parte de un trámite que de un proceso artístico, pero eso es debido al punto detallado anteriormente y a la irregularidad del disco –el cual a pesar de dicha irregularidad puede resultar repetitivo, generando una paradoja artística desconcertante.

Fe y Devoción
Por todo lo que hemos mencionado, recomendamos escucharlo completo de principio a fin, pasando por todas las canciones, de manera que el oyente no se quede con la idea del auto-cliché que propone el primer tema, ‘Going Backwards’ (el cual suena poco sincero), y sí pueda presenciar la sensacional progresión de ‘Poison Heart’, por lejos el más destacado de Spirit. Y a tener cuidado, porque la irregularidad de la cual hablamos en el punto anterior a veces se hace presente en el transcurso de las canciones, las cuales suelen finalizar mejor de lo que empiezan, como en el corte de difusión ‘Where’s the Revolution’.

Screen-Shot-2016-10-11-at-1.00.07-pm-1200x675

¿Vale la Pena?
Con un extraño equilibrio de sonar modernos y simultáneamente ser una representación del sonido de los ’80, el disco avanza pesadamente por paisajes sonoros oscuros; muy industrial para ser pop y muy electrónico para ser rock. Este delicado ecosistema que la banda ha logrado cosechar generará sinsabores y requerirá más de una probada para que el oyente se relacione con el gusto adquirido que es Depeche Mode, cuya mayor habilidad es disfrazar dicha cualidad continuamente.

Recomendados: Poison HeartYou MoveNo More (This is the Last Time)

Y escuchá el disco completo acá:

Mirá el videoclip oficial de ‘Where’s The Revolution’:


Genero: Electrónica, Industrial, Pop, Rock