sgtIncluso hoy Los Beatles se las ingenian para ser noticia de primera plana. Se cumplió medio siglo del lanzamiento de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, álbum que indefectiblemente aparece en los primeros puestos de todos los rankings que intenten establecer los «mejores discos de todos los tiempos», y bien merecido lo tiene. Esta obra conceptual que marcó la historia de la música se reedita con extras, descartes y rarezas que permiten estar un poquito más cerca de la obra y su creación -y por supuesto, que McCartney pueda comprarse un nuevo departamento.

 

 

 

Mejorando
Las remasterizaciones en los discos de los Beatles son algo que se ha vuelto habitual. Su objetivo es meramente comercial: adaptar las canciones a los cánones sonoros de las nuevas generaciones de manera que éstas puedan relacionarse con la obra. Por supuesto que en 1967 las herramientas eran muy limitadas (al menos en comparación con hoy día) y aun así pudieron hacer lo que hicieron. El trabajo de restauración es muy bueno –como siempre-, logrando que se escuchen más nítidos todos los sonidos, incluso algunos casi imperceptibles en el original… cuya imperceptibilidad quizás era adrede. Por ende, es inevitable pensar que éste no es el producto por el que trabajaron en su momento.
Solucionado: las ediciones deluxe y super deluxe traen mezclas originales para poder comparar. Y como en 2009 las remasters que más elogios recibieron fueron las «mono», también fueron incluidas junto con las originales. Así, puede escucharse ‘A Day in The Life (Original Mix)’ editada sin arreglos orquestales y una versión de ‘Penny Lane’ (catalogada como ‘Capital Records Mix’) que nos hace entender la diferencias sonoras con el día de hoy, algo en lo que habría que educar al oyente para escuchar sin prejuicios o tapujos… Pero dejemos eso para otro momento.

Arreglando un agujero
Con muchos instrumentales a disposición (La estrella es ‘Penny Lane – Take 6 Inst’ que suena a Pet Sounds de los Beach Boys), lo primero que sorprende es la calidad de audio de estos descartes y tomas alternativas, lo que permite sentirse dentro del estudio. Así se puede apreciar el trabajo que llevó el épico último acorde de ‘A Day In The Life’, no solo en  piano sino con un arreglo coral que no quedo en la versión final; o mismo, boludeos de McCartney y Lennon haciendo coros en ‘Penny Lane’, ideal para ver el estilo de trabajo. Pero por sobre todas las curiosidades, es ‘A Day…’ quien ofrece el material más jugoso, incluyendo el ‘Orch Overdub’ con la orquesta por separado sin los Beatles en cuestión.
El otro gran ganador es ‘Strawberry Fields Forever’, que si bien no es parte del LP fue grabado durante las sesiones del mismo. Hay distintas tomas con distinto tempo y más de uno se sorprenderá con que dicha grabación llevó al menos 40 de ellas -y el disco nos ofrece la 1 y la 40, pudiendo percibir la evolución. Si bien la faceta Lennon es la más beneficiada por el material extra, también podemos rever el talento de McCartney a la hora de cantar melodías sin apoyo armónico (‘When I’m Sixty-Four – Take 2’ es un indudable aporte) y por qué es uno de los bajistas más astutos y creativos de la historia del rock. Harrison no se queda atrás, con un track que registra direcciones formales e informales a los músicos invitados en ‘Within You Without You’. Y por supuesto, la originalidad y los detalles de Ringo para quien quiera escuchar y superar el injusto estereotipo que se le ha otorgado.

hitler
¿Vale la pena?
Que me parta un rayo el día que sugiera no revisitar un clásico de este calibre. Escuchar a los Beatles es leer a Borges o ver a Hitchcock: puede que éste no sea el momento exacto para relacionarse con ellos, pero es un paso obligatorio en donde, tarde o temprano, cae la ficha. En cuanto a los extras, son suculentos para el fanático que gusta de desmenuzar el proceso creativo del cuarteto, una herramienta interesante para productores o aspirantes y quizás una linda lección para el músico. Arqueología musical de los más grandes en uno de sus momentos más lucidos: tiene su valor, pero solo para aquel con ganas de encontrarlo. ¿El problema? Lo más jugoso no está a disposición gratuita en la web, así que si no tienen dinero para adquirirlo solo podemos desearles buena suerte evitando al tiburón empresarial que es McCartney.

Recomendados: Strawberry Fields (Take 1), A day in The life (The Last Chord) , Within you Without you (George Coaching The Musicians)
Escuchá gran parte del álbum aquí:

Escuchá esta versión alternativa de la canción que abre el disco sin arreglos orquestales:

Texto: Julian Melone


Genero: Pop, Rock, Rock psicodélico