quiero-creedence
VA – Quiero Creedence

Algunos discos tributo suelen generar una especie de placer culposo y la premisa de temas de Creedence cantados en español augura algo por el estilo, en especial cuando nos referimos a una banda con canciones tan sólidas como es CCR. Y resultará algo tedioso, pero esta instancia nos obliga a revisar las canciones una por una.

La forzosa traducción de las letras puede causar más de una mueca de disgusto, en especial cuando los tracks no están del todo versionados sino que se intentan repetir el original. Así sucede en ‘Proud Mary’, donde esto es sin duda un punto en contra, ya que escuchar “Roule en el río” con la voz de El Tri no resulta pegadizo ni atractivo -además de que instrumentalmente no tiene nada sustancial que ofrecerle a una canción ya revisitada mil veces con mejores resultados. Tambien sucede con ‘Green River’ por Billy Gibbons y La Marisoul, la cual posee una intro muy prometedora cuya magia se rompe al ingresar las voces en la pieza y nos recuerda a un concurso-reality televisivo de poca monta (véase “La Voz Argentina”). Al igual que Bang Data, banda que arruina todo en el estribillo de ‘Fortunate Son’.

Es por eso el disco hace bien en comenzar con la versión de Bunbury de ‘Corre por la Jungla’, versión que sale bien parada gracias que impone un estilo propio y arrastra el pulso. Es que en estos casos cuanto más se arriesga más se gana: Diamante Eléctrico hace una curiosa versión de ‘Up Around the Bend’ intentando hacerlo más pesado, cambiando el contexto armónico para que las melodías fluyan distinto; Ozomatli hace la versión más arriesgada del disco, transformando orgánicamente a ‘Bad Moon Rising’ en un reggae-ska que tiene identidad propia en uno de los mejores momentos del disco; mientras que A Band of Bitches sorprende con la versión soul-industrial de ‘Feelin’ Blue’ que, si bien tiene un resultado agridulce, gana puntos por originalidad.
El contraste es claro: cuando se escucha la versión de ‘Bootleg’ por Los Lobos, cuyo producto final es bueno sólo gracias a su oficio, es notorio que la idea de la versión es exactamente la misma que la original (como sucede también en ‘Born on the Bayou’ por Los Lonely Boys quienes suben solo un poco el overdrive y agregan algo de funk); entonces… ¿Para qué hacer lo mismo que el original? ¿Qué valor tiene? Es lo que uno se pregunta, e inmediatamente después de escuchar la versión de Salvador Santana en ‘Molina’ nos arrepentimos de este comentario: una grasada digna de Agapornis o lo peor de Shakira con un rapeo intermedio que poco tiene que ver con nada, en lo que es sin dudas el peor momento del disco.

Argentina dice presente en este disco con dos apariciones: Los Enanitos Verdes haciendo una entretenida versión de ‘Travellin’ Band’, transformándolo en un punk ligero e inocente donde el resultado es divertido por buenos motivos, dándole un poco de vida al disco; y por otro lado aparece Andrés Calamaro con ‘Long as I can See the Light’, la cual suena casi como un sketch cómico parodiando cómo cantaría Calamaro una canción de Creedence -si bien Instrumentalmente no sucede nada especialmente correcto o incorrecto, su interpretación es, al menos, chistosa.
Pero sin lugar a dudas la estrella del disco es la edición póstuma de la versión de Juan Gabriel con el clásico ‘Have You Ever Seen the Rain’, la cual también funciona como síntesis del disco: suena como uno esperaría que suene una canción de él, dejando felices a los fanáticos del artista ejecutor y disgustados a los fanáticos del artista original.
¿Moraleja? Creedence son clásicos con fuerte identidad propia. Si no tienen nada interesante para ofrecer, dejen tranquilas a sus canciones.

Destacados: Bad Moon Rising, Corre por la Jungla, Fellin’ Bue
Mirá el tráiler del disco, con fragmentos de las canciones de más alto perfil:


Genero: Country, Country Rock, Folk, Folk rock, Funk, Indie, Pop, Pop Rock, Reggae, Rock & Roll, Ska