pez1La prolífica banda de Ariel Minimal y compañía edita su decimosexto trabajo de estudio sosteniendo la tradición de lanzar un disco cada dos años o menos desde 1994. En Rock Nacional (2016), anticiparon que se venía el quilombo y la confrontación con las fuerzas del poder. En sintonía con aquella pieza, Pelea al Horror es la continuación de la historia, jugándose de arranque desde la portada y pasando por un hilo conductor musical-poético directo, claro y conciso. Pez planta bandera y se la banca como corresponde. ¿Te acordás que era el rock? Pez sí.

 

 

Para las almas sensibles
Una de las tantas cosas que caracteriza a Pez es que a la hora de armar letras y cantar se siente que realmente le hablan al oyente: te cuentan lo que piensan, una historia o te comentan lo que pasó, pero siempre te lo están diciendo a vos. Este concepto está aprovechado al máximo en Pelea al horror  teniendo en cuenta la línea editorial, ya que queda claro que tienen algo para decir y tiene que decirse hoy mismo. En vistas de la situación política actual y la posición de la banda frente a ella (sin olvidar que el disco es lanzado, entre tantas cosas, en plena lucha por la aparición de Santiago Maldonado quien habría sido desaparecido por fuerzas de  gendarmería) resulta difícil descontextualizar el disco como una llamada a luchar contra el poder vigente de turno; aunque, lamentablemente, es probable que las imágenes del horror y el mensaje que dibuja el álbum resistan el paso del tiempo y sean imperecederas en la sociedad -al menos- argentina.

Sanzo 2019
Pez adopta un rol chamánico en su discurso. El llamado a la revolución es realizado con optimismo: ‘Los días Poderosos’ habla de la lucha como algo liberador, con melodías que invitan a ello mientras canta «vení, acércate que esto es la vida/simple y compleja a la vez/y puede fallar», conflicto que intenta descomplejizar en ‘La Voluntad’ con «es solo cuestión de ejercitar la voluntad (…) es tu propia acción, de nada sirve esperar», idea anticipada por la frase «es que esa gente de mierda (…) su misión es militar hasta devastar tu autoestima» que integra la canción que da nombre al disco. Dicha canción (‘Pelea al Horror’, estrella indiscutida del álbum) se calza los guantes advirtiendo «por más que quieras, no es fácil escapar/ fagocitan a la gente como vos y como yo: es su especialidad (…) no podemos entregarnos sin bancar la posición/ Es difícil, se hace duro, pero impera darle pelea al horror», galopando sobre un funk-rock marca registrada.
También muestra otras formas de combatir al sistema en ‘Parte de la Solución’ con la proclama «planta la planta que corta el circuito del mal», canción con aroma a nuevo clásico. Como todo buen líder, Pez se abre para que los conozcamos en ‘1986’ y cuenta historias a lo largo del disco que parecieran no tener conexión con el tópico principal… pero los puntos están ahí para ser unidos.

Recordar los días poderosos
Pero Pelea al Horror no es pura letra. La música, además de ayudar a fortalecer este carácter «optimista» del mensaje, es siempre protagonista en una de las mejores bandas de rock argentino en actividad. La guitarra suelta solos filosos en cada track, la batería consigue lucirse aún sin estar en primer plano mientras el bajo funde a ambos y el teclado termina de colorear la atmósfera –una lástima que la calidad de sonido no acompañe al gran desempeño de la banda para darle broche de oro a los matices, aunque es verdad que el garage tiene su atractivo propio. La dinámica sonora puede resultar algo pareja -en especial para los seguidores históricos de la banda- pero el álbum termina justo a tiempo y no aburre. En su amplio catálogo de álbumes, Pelea… será recordado como uno de los guitarreros, lleno de riffs y al frente; también será de los cancioneros, ya que, si bien Pez siempre hace canciones, lejos está de aquellos momentos experimentales y progresivos. De todas maneras, los fanáticos de esa faceta tienen con qué desquitarse al inicio y final del disco, además de los tremendos cortes de ‘Maestro Linya’.

pez2

 

¿Vale la pena?
Quizás resulte tendencioso quitarle abstracción al contenido ideológico del álbum, pero las pruebas están sobre la mesa – aunque eso no quita que cada uno pueda significarlo como quiera (es lo maravilloso del arte). Quienes prefieran la etapa donde Pez era menos directo y dibujaba metáforas sobre metáforas probablemente hagan una mueca y Pelea al Horror no les termine de convencer del todo. Pero no creo que a Pez le importe: sabe que es una lucha en la que nos necesitamos mutuamente.
Ideal para mostrárselo a tu pibe sin importar tu ideología política. Hay una banda con algo para decir y se la banca, ejemplo a seguir, algo que el rock pareciera haber olvidado hace tiempo. La crisis a veces saca lo mejor de los artistas, y quizás esto sea el puntapié de una nueva camada de discos combativos. En caso contrario, «si algún día oscuro nos toca perder, que sea con una sonrisa/ así el hijo de puta se va con el culo lleno de preguntas».

Recomendados: Pelea al Horror, Los Días Poderosos, Parte de la Solución
Escuchá el disco completo en Spotify:

O también podés hacerlo en Youtube:


Genero: Garage rock, Pez, Rock