WildAdriatic_AlbumCoverDa gusto cuando luego de tanto revolver y escarbar entre bandas nuevas aparece algo digno de ser mencionado.

Este es el caso de Feel de Wild Adriatic, banda estadounidense desconocida para nosotros que se inmiscuye en un género menos popular de lo que debería: la fusión entre el rock, el funk y el soul.

Black Matters
Feel podría ser tranquilamente la banda de sonido de una versión moderna de Shaft o aquellas series policiales de los ’70. Pero a diferencias de esas series donde predomina el funk aquí reina el rock y la potencia sobre todas las cosas, como si Radio Moscow o Black Sabbath quisieran abrazar el negro que llevan adentro -y eso es difícil que lleve por mal camino. Esta idea se lleva a cabo gracias a lo inquieto del bajo y la batería al estilo del funk moderno de la escena blanca, dándole más vértigo que groove y logrando que el rock sea la columna vertebral del álbum. Además, el espíritu de los ’70 está bien representado por la voz y una guitarra de sonido vintage que no teme soltar solos de la vieja escuela o desgastar el wah-wah. La verdad es que si no hay un conjunto vocal soul de fondo debe ser por inconvenientes presupuestarios, porque es lo único que faltaría para darle broche de oro al concepto.

Casi Famosos
Si bien el álbum casi no tiene puntos bajos, lo único que podría reprochárseles es que la dinámica de la banda es bastante pareja (más que nada sobre la segunda mitad del álbum), pero creo que hay una explicación al respecto: puede calificarse con el subgénero de “garage rock” debido a la energía empleada a la hora del volumen. Esto suele ser un mal propio de bandas emergentes que están acostumbradas a darle duro a los instrumentos para que el público de los tugurios en los que se presentan reaccionen a la música, lo cual en términos vocales además reduce los acordes en los cuales se maneja su universo compositivo. Es una corazonada, pero con una producción distinta probablemente Wild Adriatic pueda explotar gran parte de los matices que insinúan y alcanzar su máximo potencial (y que quizás les consigan un conjunto vocal soul).

WILD

 

¿Vale la pena?
Puede que no sea la octava maravilla, pero tampoco es fácil encontrar bandas con una línea editorial similar que puedan conservar el espíritu y energía rockera. Los tipos son realmente buenos y si te gusta el rock (especialmente el clásico) vas a pasar un gran momento escuchándolos e imaginando que los ves en vivo. Estas bandas de sonido sincero hay que mantenerlas siempre en nuestro radar, porque nunca se sabe que puede pasar con ellas. Dale play nomás.

Recomendados: Same as it Ever Was, From the Start, Come Back Baby, Appleton

Escuchá el disco completo aquí:

 

Mirá el videoclip de ‘Come Back Baby’ aquí:


Genero: Funk, Garage, Pop, Rock, Soul