foo-fighters-concrete-and-gold-album-coverLa banda de Dave Grohl es, por lejos, una de las más exitosas de nuestros tiempos, en términos generales por haber encontrado una fórmula que les sienta bien y replicarla continuamente. Más allá de la simpatía que la banda nos despierte, hay que admitir que hace 20 años que no fuerzan su zona de confort. A sus amigos de Queen Of The Stones Age les fue bien intentando la renovación ¿Sera esta la oportunidad que los Foo andaban necesitando para no fundirse con el decorado mainstream?

Same old song
Mas allá de que estas palabras puedan generar disgustos, hay que entender que muchas veces el éxito y la legitimación distorsionan la percepción de calidad. Nadie dice que los Foo no sean una gran banda, pero tampoco debe negarse que sus discos tienen solo un par de destellos de genialidad -generalmente los cortes de difusión, elegidos a conciencia- y el resto de las canciones resultan olvidables.
En suma, Grohl y compañía están muy cómodos con la receta que han generado y parece que intentan sostener su carrera musical a fuerza de carisma (carisma en serio: no olvidemos toda la saga de su fractura en vivo), contenido multimedia y colaboraciones. Pero todo se desgasta eventualmente y quizás estaban a solo un disco mediocre de convertirse en el chivo expiatorio del rock post-MTV.

There is Nothing Left to Lose
Ya sea por la complicada recuperación de Grohl debido a su fractura, o la razón que fuese, necesitaron reacomodar su mundo compositivo. Si bien este disco no significa ni por asomo un cambio de paradigma, es cierto que Concrete and Gold suena distinto a lo que los Foo nos tienen acostumbrados. Por ejemplo, Grohl canta desde el mas allá en lugar de estar con la boca pegada al micrófono, el beat distorsiona el género eventualmente (‘Make it Right’ y ‘La Dee Da’ hubieran sido inimaginables diez años atrás) y de vez en cuando aparecen acordes dispuestos a agregarle nuevos colores a la combinación. Y no se preocupen: la huella digital de la banda sigue ahí y no dudamos por un segundo que se trate de ella.

Make it Right
No es un álbum hitero, pero todas las canciones resultan familiares y fáciles de digerir. Sorprende que la ingeniería de sonido pareciera estar un paso atrás de los discos anteriores, pero siendo los Foo tendremos que tomarles la palabra y creer que es estilístico: para bien o mal, la calidad de audio distingue a Concrete and Gold de los demás discos.
Como decíamos en el punto anterior, todas las canciones tienen un acorde o juego de tiempo ubicados estratégicamente que suman a la ecuación -pero solo uno por canción ¡no sea cosa!- y el resultado siempre es bueno. Porque no hay que confundirse: se les pueden achacar muchas cosas, pero saben del oficio de componer buenas canciones. En ese sentido, el disco es sólido, parejo y con una dinámica bien distribuida para no saturar al oyente.

Nadie sabe
La intervención de Paul McCartney es clara y bienvenida en ‘Sunday Rain’, mientras que las de Justin Timberlake y Alison Mosshart son más bien invisibles. Pero quien parece asomarse sonoramente en cada uno de los recovecos del álbum (además de un poco del noise de la última época de Trent Reznor) es Queens Of The Stone Age. Si estás familiarizado con la banda de Josh Homme  -especialmente sus últimos tiempos-, sumado a la pública amistad que sostiene con Dave Grohl y sus reuniones previas al lanzamiento del disco, el sabor agridulce que le sentís a cada innovación de las canciones cobra sentido.
¿Cuánto de todo esto realmente sale de la cabeza de Grohl y no está influenciado por un éxito externo? Esto realza la imagen de Homme e implica que el show de ambos en Argentina puede resultar más homogéneo de lo esperado.

Alimento para buitres
¿Qué clase de coincidencia es que ambos personajes hayan intentado renovarse musicalmente después de una complicada rehabilitación respecto a una afección en una de sus piernas?

foo
¿Vale la pena?
Concrete and Gold es la apuesta de una banda que no se caracteriza por tener un estilo de juego arriesgado. Tomando eso en cuenta, y en vistas a su show por llegar a Argentina, está bueno saber que no han dicho todo aún y que todavía pueden animarse -y justo a tiempo, después del cansino Sonic Highways.
Hoy es un álbum «raro» en su discografía, pero siendo una banda sin nada que perder y con todo el apoyo de las multinacionales mainstream del mundo de la música, esperemos que sea el inicio de algo nuevo y refrescante con respecto a lo que nos tienen acostumbrados.

Recomendados: Make it Right, The Sky is a Neighbourhood, Arrows
Escuchá el album completo aquí:
<iframe src=»https://open.spotify.com/embed?uri=spotify:album:6KMkuqIwKkwUhUYRPL6dUc» width=»300″ height=»380″ frameborder=»0″ allowtransparency=»true»></iframe>

Mirá el videoclip oficial de ‘Run’…

…y mirá la explicación de Grohl de por qué tiene el ‘beat’ de reggaeton:


Genero: Pop Rock, Rock