ftLa escena de Nueva Orleáns en EE.UU es semillero de su propio estilo que, si bien ha ido mutando con los años, es garantía de bandas con groove y calidad en lo que a funk, soul y aledaños se refiere. Este es el sello de confianza que Flow Tribe trae consigo, sin decepcionar e intentando ganarse un lugar en las radiodifusoras. En el mientras tanto, se conforman con ser la banda ideal para animar una fiesta con puro estilo.

 

 

 

 

 

Cómo me gustaría ser negro
Imagínense a Robbie Williams cantando música negra. Pues así suena la voz de Flow Tribe, y quizás Boss sea una buena aproximación a un imaginario álbum con ese concepto musical. Esto es porque el disco es principalmente pop y utiliza dicho género para explorar varias de sus aristas dentro del soul, disco, motown, R&B y por supuesto algo de funk y hip-hop. El disco es tranquilo y avanza orgánicamente con elegancia, siempre logrando un movimiento de cabeza en el oyente, producido de manera en que todas las canciones incentivan a ser bailadas. Y tampoco es dato menor su longitud: los treinta minutos de duración deja con ganas de más. Quizás no haya sido una razón artística sino presupuestaria ya que el disco fue financiado en parte por el crowdfunding (“micromecenazgo de financiación colectiva a través de Internet”) Kickstarter, pero de todas maneras funciona como una buena introducción a la banda para  -Internet mediante- conocer sus dos discos anteriores.

La fiesta inolvidable
Quizás pueda asustar un poco ya que hoy día pareciera que «pop» es mala palabra, pero cuando lo escuchen van a entender a que me refiero: a la referencia de Robbie podemos agregar el trabajo coral y melódico de los Bee Gees en baladas y otras canciones (como ‘Sexy Body’), como lo más radial de Jamiroquai (clarísimo en ‘You Know What is About’) –sí, claramente son blancos haciendo música negra. Estas grandes referencias como virtudes a veces le juegan en contra. Si bien nadie puede negar lo fluido y sólido que es el disco, tampoco se puede culpar a quien crea que le falta un poco de personalidad. Parece querer abarcar la mayor cantidad de posibilidades para mechar algún corte radial, cosa que si no sucede es solo por tramas discográficas. Porque también es cierto que el grupo es bueno haciendo lo suyo, así que seguramente alguna canción termine integrando una playlist con tus canciones favoritas. Pero, si lo que se busca es autenticidad artística, no va funcionar: acá hay que dejarse llevar por la noche, su fiesta… y los lentos.

fft
¿Vale la pena?
Flow Tribe cumple su cometido y consigue un disco agradable para prácticamente cualquier oído gracias a su onda y peso a la hora de los beats. Es una lástima que este tipo de mercados nunca terminen de penetrar en nuestro país, porque si bien Boss no es una obra maestra ningún lector de Rockomotora va a negarme que preferiría que bandas como Flow Tribe fueran las que pueblan la radiodifusión que tanto nos ataca involuntariamente en el día a día, y que quizás gracias a ello nuestra vida sería mejor. Suerte muchachos.

Recomendados: Boss, Turning Table, Blackmail
Escuchá el disco completo aquí:

Mirá el videoclip de ‘You Know What is About’:

Texto: Julian Melone
Corrección: Belén de la Paz Sobral

Genero: Funk, Pop, R&B, Soul