BSR_EP_CoverArt_hiCuando te cruzás con una banda acusada de plagiar a Led Zeppelin, sabés que las cosas van por buen camino. Estos pendejos tomaron por asalto la opinión rockera mundial, la cual no puede terminar de decidirse en como recibirlos ¡Y eso solo con 4 temas! ¿Son efectivamente tan buenos o el rock se ha aburguesado tanto?

 

 

 

 

 

Problemas en el primer mundo del rock
Empecemos por el hecho de que cada vez que algún artista de rock suelta alaridos agudos, sonido vintage y riffs pentatónicos, empieza la comparación con los Zeppelin en cuestión -le pasó a Rival Sons, a Wolfmother y ahora a Greta Van Fleet. Suponiendo que así fuere (cosa que desentramaremos en el siguiente punto), ¿cuál hay? No cualquiera puede imitar a una de las mejores bandas de rock de todos los tiempos: el inconveniente es cuando se replica la mediocridad con más mediocridad. En este caso, hay que celebrar que los muchachos (cuyas edades no superan los 22 años) jueguen a ser Plant y compañía, que citen la fuente original en lugar de apelar al sonido de segunda generación.

 

La canción sigue siendo la misma
Lo que sí es cierto es que efectivamente se parecen mucho… casi demasiado. Cerrar los ojos durante ‘Safari Song’ y ‘Flower Power’ puede hacernos creer que estamos escuchando tracks perdidos de Zeppelin, ya que la similitud es calcada. ‘Black Smoke Rising’ parece ser la fórmula a seguir si quieren encontrarse a sí mismos, con un sonido que se asemeja más a The Black Crowes o Blind Melon, aquel intento de revivir los ’70 veinte años después.

 

Linea de 4
Los tipos son muy buenos y sus canciones resultan electrizantes y contundentes, pero solo hay cuatro de ellas. Un test drive de lo que hay por venir, ya que mas allá de su gran performance, vendría bien un poco mas de producción compositiva para hacerlos explotar del todo.

 

bbb

 

¿Vale la pena?
No voy a caer en el cliché de que ya está todo inventado porque no es así. Pero resulta importantísimo entender que los integrantes promedian los 20 años de edad. Esto quiere decir que todo está por decirse aún: como cualquier banda joven, se remite a sus influencias y a ese juego adulto de fantasear con ser aquel a quien admira, solo que con instrumentos en mano. Si resultan tan respetuosos con el legado de los grandes, los próximos capítulos prometen como hace rato no vemos que una banda prometa. Pero hay que dejarlos jugar…
Ya arruinamos a The Strypes, no la caguemos esta vez y aplaudamos el disfrute de recrear el espíritu de una década que 40 años atrás nos dejó algunos de los mejores momentos del rock.

Recomendados: Safari Song …Aunque son cuatro canciones ¡Escúchenlas todas!

Mirá el videoclip de ‘Highway Tune’:


Genero: Rock