El Mississippi Delta Blues Festival de Caxias do Sul es el espectáculo blusero más importante de América Latina. Por allí pasaron algunas de las principales figuras internacionales (Bob Stroger, Lurrie Bell, Eddie Clearwater, Larry McCray, Joe Louis Walker) y los máximos exponentes brasileños del género como Igor Prado, Blues Etilicos y Big Gilson. Y en los últimos años, la presencia de músicos argentinos creció a tal punto que, en la décima edición, que tuvo lugar del 23 al 25 de noviembre, hubo un escenario exclusivamente para ellos. Te contamos quiénes son algunas de las figuras de estas tierras que pasaron por allí.

Foto: Gustavo Faraco


Jes Condado

La cantante y bajista argentina radicada en la ciudad de São Carlos tuvo una doble participación en el festival. Primero se presentó con una banda formada por músicos locales como Alamo Leal, Luca Giordano, Pedro Strasser y Felipe Côrtes en uno de los escenarios principales, el Magnolia Stage, para dar un show centrado en el blues de Texas, el estilo del West Coast, algo de funk y temas de su disco Shades of blue. El armoniquista chileno Gonzalo Araya se subió para tocar en los clásicos “Honest I do” y “Little by little”. Su segunda presentación tuvo una puesta en escena minimalista y acústica. Junto a Felipe Côrtes, se volcó por un repertorio de artistas clásicos del soul como Marvin Gaye, Otis Redding, Aretha Franklin, Ray Charles y Wilson Pickett.

Martín Burguez

El guitarrista y cantante del Club del Jump se presentó el jueves 23 acompañado por su hermano Alberto en teclados, Germán Pedraza en batería y el bajista chileno Freddy Muñoz. Fue su segunda participación en el festival, aunque la primera como solista: en la edición del año pasado había acompañado al trompetista James “Boogaloo” Bolden. Esta vez se despachó con su clásico repertorio de jump blues y algunos covers de Freddie King, Ray Charles, Louis Jordan y T-Bone Walker. También incorporó algo de rock & roll clásico porque el público que se acercó a verlo tenía ganas de bailar. Así fue como descolló con una excitante versión de “Lucille”, el clásico de Little Richard, en la que contó con la colaboración del brasileño Luiciano Leães en teclados.

Los Mentidores

La banda cordobesa liderada por el guitarrista Iván Gómez Singh, que entre sus filas cuenta con el productor José Palazzo en bajo, el cantante y armoniquista Fernando Ormeño, y los guitarristas Franco Rochetti y Daniel Guardia, tocó el sábado 25 ante una sala abarrotada de gente. Su show mezcló algunos clásicos del blues como “Boom boom”, “Rock me baby” y “Sweet home Chicago” con temas propios cantados en español y covers de Pappo (“El tren de las 16”, “Sube a mi voiture”). La banda propuso blues para divertirse y bailar y logró la empatía de un público que no paró de moverse con cada una de sus canciones. Iván Singh hizo su show con su can guitar (hecha con una antigua lata de dulce de batata) y también fue protagonista de la mayoría de las jams que se realizaron durante las tres madrugadas del festival.

Foto: Rodrigo Onzi

Xime Monzón

La armoniquista surgida de La Escuela de Blues demostró una vez que está a la altura de la exigencia de un gran festival. A su ya conocido talento le sumó carisma y dotes de entertainer, y así hizo delirar al público brasileño. Respaldada por Javier Mozzi y Santiago Espósito en guitarras, Mauro Bonamico en bajo y Germán Pedraza en batería interpretó un repertorio de blues de Chicago: desde “Sad hours”, de Luther Tucker, hasta “Little by little” y “Walter’s boogie”. Mauro Bonamico arrasó con formidables interpretaciones vocales en “Checkin’ on my baby” y “Eyesight to the blind”, ambas del cancionero de Sonny Boy Williamson. Y la banda sorprendió con una exquisita versión de “I believe in music”, inspirada en el tardío éxito de Louis Jordan. Xime Monzón también cedió parte de su espacio a la jam e invitó al escenario a Nico Smoljan, Mariano D’Andrea, Freddy Muñoz, el brasileño Ale Ravanello, Martín Burguez, Fernando Ormeño y Jes Condado.

Nico Smoljan

Nico Smoljan es uno de los músicos argentinos preferidos por el público brasileño y admirado por sus pares. Esta fue su novena participación en el festival, aunque la primera con su nueva banda, los Southern Jukes. Interpretó una docena de “early electric blues” -como se denomina al blues de entre fines de la década treinta y comienzos de los cincuenta- luciéndose con la armónica y también con el canto, sostenido por una sección rítmica sólida y la guitarra exquisita y pulcra de Javier Mozzi. Versionó temas de Sonny Boy Williamson, Walter Horton, Jazz Gillum, Little Walter, Jimmy Reed y Snooky Pryor. Su presentación se transformó lentamente en una jam que duró hasta las 7:30 de la mañana y cerró el festival. Subieron a tocar Flavio Guimaraes y Greg Wilson de Blues Etilicos, otras figuras de la escena de blues brasileño como Rodrigo Mantovani, Ale Ravanello y Catuto, y muchos de los otros músicos argentinos que protagonizaron este histórico evento para el blues local.

Foto: Paulo Pretz