Attaque 77 sacó su nuevo disco Triángulo de Fuerza, una pieza repleta de riffs, bases rítmicas y melodías bien violentas. Ahora bien, ¿el punk, sigue vivo?

La última gran explosión del punk en el país se vio en los 90. Bandas como Attaque, 2 Minutos, Doble Fuerza o Expulsados crecieron a pasos agigantados como consecuencia de la masividad e importancia que el público joven le dio al boom de los Ramones en Argentina. En la década siguiente hubo un estallido mucho más pequeño, mutado, naïf, con el punk hardcore y alternativo. Con los años, estos grupos crecieron y fueron los que hoy siguen en pie. Pero, ¿los argentinos seguimos teniendo esta sed de punk? Los chicos ya crecieron (hoy la mayoría roza los cincuenta), pero una gran parte de ellos sigue siéndole fiel al punk que le cambió la vida.

Un germen que renace
La música siempre funcionó en concordancia con los sucesos que le pasan a la sociedad y el rock es uno de los ejemplos más notorios de este fenómeno. Este lanzamiento no es la excepción y está cargado de la actualidad del país, mostrándole los dientes al sistema con ganas de huir. Las letras hablan de grandes empresas apropiándose de tierras, personas sufriendo abuso de autoridad, un Estado cómplice una vez más, la libertad y la mega minería. Nuestra historia se repite, sí. Y quizá eso obligue al punk a repetirse también. Por eso este disco, que le habla a los que pelean, a los rebeldes, a los que protestan, sea cual sea su lugar, es punk. No se podría haber hecho diferente. No pueden mirar para otro lado.

Dime con quién andas
Desde 1989, Attaque 77 cuenta con más de 17 discos y hacía más de 10 años que no publicaba un LP de estudio. El último fue Estallar en 2009. Triángulo de Fuerza tuvo un adelanto de cuatro canciones en 2016 en versión EP en el que presentaron «Como salvajes», «A cielo abierto», «Última generación» y «Canto eterno». Ahora se compone de 12 temas e invitados como los folcloristas Vitillo Ábalos y Peteco Carabajal, y Campino, voz de Die Toten Hosen, una de las bandas más importantes de la escena punk actual internacional. El vocalista canta una parte en alemán y otra en español. Para quienes vienen siguiendo a los europeos, estas clases de castellano no son novedad: ellos adoptaron a la Argentina como un segundo hogar, visitándonos a rajatabla desde los 90. Estuvieron en grandes festivales, llenaron estadios, se dieron el gusto de tocar de sorpresa en las calles de Capital al aire libre y de forma gratuita, y hasta se sacaron las ganas en noviembre del año pasado de hacer el Hosen Fest, donde tocó Attaque, Argies y Pilsen. En 2012, fueron nombrados ‘Visitantes Ilustres’ de la Ciudad de Buenos Aires.

La mutación
Si bien el álbum arranca con toda la potencia del punk, abundan géneros. A medida que pasan las pistas, el sonido muta y se esuchan zambas, folklores, baladas de amor bajando varios cambios y dejando ser protagonistas a punteos de guitarra más rockanroleros. Hasta metieron un poco de reggae en «A cielo abierto», el tema más crudo del disco, y luego en «Babel», pero no es la primera vez que la banda coquetea con la música de la isla. Recordemos que formaron parte del álbum Fuck You, tributo a Sumo, haciendo «Pinini Reggae».

Actualmente, Attaque está realizando la gira de presentación donde recorrerán diferentes puntos del país, Uruguay, Francia, Alemania junto a los Die Toten Hosen, y México con Los Auténticos Decadentes, hasta el momento. Con más de 30 años de carrera, se trata de una de las pocas bandas con más trayectoria en el punk nacional. Triángulo de fuerza evidencia que  tanto ellos como su sonido están vivos.